Especial HISTORIA AULA
La Construcción de un Imperio: Los Bizantinos
324 - 1453

Cuando en el año 395 el emperador Teodosio I dividió el Imperio Romano entre sus dos hijos para tratar de preservarlo dio inicio a un nuevo tiempo histórico marcado por la progresiva separación de los imperios Occidental y Oriental y la paulatina descomposición del primero mientras que el segundo se erigía como heredero de la tradición jurídica, política y cultural de la antigua Roma. Durante los siguientes once siglos el Imperio Bizantino fue una realidad política y geográfica cambiante en la que se combinarían períodos de expansión y esplendor, como los correspondientes a los reinados de Justiniano o Basilio II, con otros de contracción e inestabilidad pese a los cuales Bizancio perviviría durante toda la Edad Media.