Pablo Picasso, el genio de la pintura

10 de abril de 2018

45 años hace ya desde que el genio español Pablo Ruiz Picasso falleciera a los 91 años en Mougins, Francia. 

Nacido en Málaga como Pablo Diego José Francisco de Paila Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso en 1881, es considerado como uno de los mayores pintores de la Historia.
Influenciado por su padre, pintor y profesor de pintura, comenzó a pintar siendo muy pequeño, tanto que aun se conservan cuadros pintados por él cuando sólo tenía ocho años. Sus vivencias de infancia en ciudades como Málaga, Coruña o Barcelona forjaron sus primeras obras dónde se alternaban los retratos familiares con bodegones, paisajes, copias de otras obras o escenas taurinas. Además, comenzó a plasmar palomas como las que dibujaba su padre. Este elemento predominaría en toda su carrera.

En 1895 Pablo Picasso finalizó su formación pictórica en Barcelona y es cuando comenzó con su carrera “profesional” como pintor. Alternó España con Francia en numerosas ocasiones, dónde dio rienda suelta a sus inquietudes artísticas tocando todos los palos: Dibujo, grabado, pintura, ilustración, escultura, diseño de vestuario…todo lo que tuviera que ver con crear y arte, Picasso estaba ahí para dejar su impronta.

Su primer gran lienzo fue La primera comunión, que puede verse en el Museo Picasso de Barcelona. En esos años Picasso se adentra en la vanguardia intelectual de Barcelona comenzando una nueva época de viajes a París y Madrid en busca de inspiración. Uno de sus mejores amigos de París, Carles Casagemas, se suicida en 1900 lo que afectó a Picasso dando comienzo su “periodo azul”. De este periodo de cuatro años son obras como Viejo Guitarrista, Evocación (El funeral de Casagemas) o La vida.

En 1904 ya instalado en el barrio bohemio de Montmartre conoce a Fernande Olivier, su musa, modelo y primera mujer. Su matrimonio tuvo un impacto en su obra comenzando con el “periodo rosa” con obras como Los dos hermanos o La familia de saltimbanquis.

Años mas tarde Pablo Picasso se encamina hacia el origen del cubismo, movimiento que desarrolla junto a George Braque. Fue el momento en el que el pintor malagueño salta a la escena internacional, con crítica y compradores deseosos de adquirir su obra. Las señoritas de Avignon fue la obra más importante de su etapa cubista, siendo considerada una obra maestra de la pintura. En ella rompe con las referencias del realismo y abandona los cánones de profundidad espacial y perspectiva.

El fin del cubismo y la muerte de su segunda esposa hicieron que Pablo Picasso dejara la pintura, adentrándose en otras formas de arte como diseñador de vestuario y escenografía o la escultura.

Estalla la guerra civil española y Pablo Picasso aumenta su compromiso político, posicionándose en el bando republicano. Es entonces cuando el pintor malagueño crearía una de sus obras más importantes, el Guernica.

Tras el final de la guerra civil española siguió con sus inquietudes artísticas creando durante las décadas siguientes infinidad de pinturas, esculturas, dibujos, grabados, ilustraciones, entrando en el libro Guinness de los récords como el artista más prolífico de la Historia.

Pablo Picasso falleció el 8 de abril de 1973 en su casa de Mougins (Francia) debido a un edema pulmonar. El hombre se iba pero su extensa obra permanecerá para siempre además de la admiración por el genio español haciendo que sus obras sigan alcanzando cifras millonarias en las subastas. 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Entradas relacionadas



 

Encuentran 43 huevos de dinosaurio en China

Encuentran 43 huevos fosilizados de dinosaurio en la ciudad china de Heyuan. (más…)...

Leer más
 

195 aniversario del Museo del Prado

Hoy el Museo del Prado de Madrid cumple 195 años. (más…)...

Leer más
 

Franco sí fue un dictador

La Real Academia de la Historia rectifica y en su versión digital corregirá la biografía de Francisco Franco, redacta...

Leer más