2001: El 11-S conmociona al mundo

12 de diciembre de 2013

El 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos sufrió el mayor atentado terrorista de toda su historia y mostró al mundo una vulnerabilidad hasta entonces impensable. La red terrorista Al Qaeda golpeó el corazón del país y causó la muerte de unas 3.000 personas. La barbarie perpetrada aquel día por los hombres de Osama bin Laden consiguió el impacto buscado, ya que medio mundo pudo seguir el desarrollo de los acontecimientos en directo por televisión, radio e internet.

La colisión de un avión contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York activó las alertas de seguridad. Cuando los medios de comunicación todavía balbuceaban posibles causas de la negra humareda que emanaba del rascacielos, un avión comercial se estrelló en la Torre Sur ante la atónita mirada de millones de telespectadores de todo el mundo. Ya no había dudas: EE.UU. estaba sufriendo un salvaje ataque terrorista.

Entre las 8.46 y las 9.03h (hora de Nueva York), dos Boeing 767 con 157 personas a bordo se habían estrellado contra las Torres Gemelas, símbolo orgulloso del poderío financiero de EE.UU. En pleno estupor, otro avión, el vuelo 77 de American Airlines, impacta contra el Pentágono a las 9.37h. Veinte minutos más tarde, la Torre Sur se derrumba y a las 10.03h un cuarto avión comercial, el vuelo 93 de United Airlines, cae en campo abierto en Shanksville, Pensilvania. Según la versión oficial, los secuestradores a bordo del aparato tenían como objetivo Washington, posiblemente el Capitolio o la Casa Blanca, pero la intervención de la tripulación y los pasajeros abortó sus planes.

Todavía sin tiempo para superar el estado de shock, a las 10.28h la Torre Norte del World Trade Center se viene abajo y miles de personas, como en el derrumbe de su gemela, mueren sepultadas bajo los escombros.

Afganistán: a la caza de Bin Laden

La brutalidad y espectacularidad de esta serie de ataques coordinados y las imágenes de un Manhattan apocalíptico envuelto en polvo, humo y cenizas conmocionó a la opinión pública mundial.

El 11-S abrió una nueva etapa en las relaciones internacionales que dio paso a la guerra contra el terrorismo proclamada por la administración del presidente George W. Bush.

La primera manifestación de esta nueva era fue la guerra de Afganistán, país en el que supuestamente se escondía la cúpula de Al Qaeda. El 7 de octubre de 2001, fuerzas de la OTAN comandadas por el Ejército de EE.UU. invadieron el país ante la negativa del régimen talibán de entregar a Bin Laden. Había comenzado una cruzada antiterrorista sin retorno que marcaría toda la década.

Consulta más información sobre el 11-S en nuestra sección «Aula».

Contenido relacionado