15 años de Historia. El fin de año surrealista de Dalí.

2 de diciembre de 2013

Este 2014 Historia cumple 15 años de emisiones. Y qué mejor manera de celebrar esta efeméride que recordando algunas de las mejores fiestas de la historia. Fiestas surrealistas, fastuosas, históricas, glamurosas, divertidas, temáticas, que ya forman parte del imaginario colectivo. La deslumbrante entrada de Cleopatra en Roma, el 45º cumpleaños de J.F. Kennedy, la fiesta en blanco y negro de Truman Capote, la fastuosa celebración de aniversario del sultán de Brunei…
Desde hoy, y hasta el 23 de enero, recordaremos e imaginaremos cómo fueron estas fiestas memorables de la mano de artistas, actores, músicos y escritores. ¿Nos acompañáis?
Empezamos este especial repaso a la Historia con la fiesta de fin de año de Salvador Dalí
Salvador Dalí y su amada musa Gala celebraron en 1941 una fiesta de fin de año que, todavía hoy, sigue viva en la memoria de Hollywood. La celebración tuvo lugar en el Salón Bali del Hotel Monte, en Monterrey, California.
Gala, ataviada con un traje de unicornio, recibía a los invitados en una cama de satén y se servía champán mientras acariciaba un cachorro de león. Dalí, el genio del surrealismo, era por entonces una figura muy conocida en la meca del cine, y su fiesta de Año Nuevo contó con numerosos invitados, entre ellos, el popularísimo showman Bob Hope.
La cena se organizó para recaudar fondos destinados a los artistas exiliados a causa de la Segunda Guerra Mundial. Los anfitriones dispusieron una enorme mesa profusamente decorada como si se tratara de un bosque. El pescado se sirvió en zapatos de satén y las bandejas de plata iban llenas de ranas vivas.
Como no podía ser de otra manera, Dalí, disfrazado de hombre anatómico, fue el centro de atención de una velada extravagante y surrealista que pocos han conseguido igualar.

Manolo García nos explica en este vídeo cómo discurrió la gran fiesta de Nochevieja de Salvador Dalí.

Contenido relacionado