4 causas que podrían acabar con la humanidad

10 de diciembre de 2019

Y no, no hablamos de asteroides gigantes ni de invasiones alienígenas. Si no de sucesos provocados por la negligencia humana que acaben volviéndose contra nosotros mismos. En el documental Una Historia del Futuro se abordan cuatro temas de capital importancia para la humanidad desde una perspectiva alentadora. En cada uno de los episodios, Diego Rubio, Profesor de Historia Aplicada y Gobierno en la IE University, se asoma al pasado para tratar de esclarecer qué sucesos de la historia podrían volver a repetirse y cómo puede la humanidad abordarlos para tratar de evitar grandes tragedias.

Veamos 4 situaciones por las que la humanidad podría terminar.

 

CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático no es una teoría escrita en un libro por un par de científicos. Es una realidad empírica que ya nos está afectando y que, según la mayor parte de la comunidad científica, pensar en ello como el hecho que acabe con todos nosotros no es ninguna novela. Lo cierto es que ya hay sucesos recientes en los que se ha podido demostrar que el cambio climático ha influido en el auge de serios problemas sociales, como en la Primavera Árabe.

 

Hace pocos meses que un estudio llevado a cabo por The Breakthrough National Center for Climate Restoration auguró que el fin de la humanidad podría estar muy cerca debido a los cambios en el clima, situándolo alrededor del año 2050. El informe estima que en los próximos 30 años las temperaturas aumentarán de forma catastrófica y la escasez de recursos que tendrá como resultado, provocará una guerra global por la obtención de estos. Según el centro, para evitarlo habría que establecer con urgencia unas sociedades de cero emisiones.

 

 

 

SUPERPOBLACIÓN E INFERTILIDAD

Estas son dos teorías contrapuestas que atisban, según algunos expertos, la extinción de nuestra especie. La tierra cuenta a día de hoy con una población aproximada de 7.600 millones de personas pero la ONU estima que en el año 2050 seremos casi 10.000 millones y 11.200 en 2100. ¿Será la superpoblación nuestra guillotina? Si las estimaciones se vuelven ciertas, la escasez de recursos se acentuará gravemente y, a menos que hagamos algo por remediarlo, esto podría provocar graves guerras por la alimentación y los recursos energéticos.

 

 

Por otro lado, existe la teoría que dice que el excesivo uso de productos químicos y el abuso de los transgénicos podría provocar un descenso de la fertilidad masculina hasta el punto de poder hacer desparecer nuestra especie. En 2017, un estudio publicado en la revista Human Reproduction arroja datos realmente preocupantes. El informe fue realizado a partir del estudio de 185 estudios previos hechos desde 1973 hasta 2011. En él, se analizó el esperma de hombres de Europa, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda. Los resultados fueron que la cantidad de esperma ha descendido un 59% y el conteo espermático del mismo descendió un 52,4%. De seguir así, esto podría significar que la infertilidad podría hacerse presente de manera masiva y provocar así la extinción de la humanidad por falta de reproducción. Los factores a los que hacen alusión los autores del estudio son el uso de productos químicos, la obesidad, el tabaquismo y el estrés entre otros.

Dos teorías contrapuestas nada halagüeñas.

 

GUERRA NUCLEAR

Hay ciertos indicios que hacen pensar a los expertos que una guerra nuclear podría estar más cerca de ser una realidad que de otro argumento más para una ficción post apocalíptica. El abandono en 2018 por parte de Estados Unidos del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio que tenía con Irán, las amenazas nucleares por parte del régimen de Corea del Norte y los programas de modernización nuclear que llevan a cabo países como Rusia son indicios más que razonables para pensar en una extinción nuclear.

 

 

Investigadores de la Universidad de Princeton han desarrollado recientemente una simulación de una devastadora guerra nuclear entre Rusia y Estados Unidos basada en datos realistas de las posturas actuales de ambas potencias. Predicen que morirían mas de 30 millones de personas en cuestión de horas y habría 60 millones de heridos. Los datos podrían ser mucho peores si se tuviera en cuenta la cantidad de víctimas que posteriormente habría a causa de los efectos negativos de la energía nuclear utilizada.

 

LA MEZCLA FATAL

Cabe pensar que en realidad, si es cierto que la humanidad llegará a su fin pronto, la extinción no se produzca debido a un solo factor, si no que sea ese factor el detonante de la tragedia. La historia nos dice que sus sucesos han acaecido debido a una mezcla de factores que acaban produciendo sucesos cono guerras, revoluciones o crisis. Tal y como proclama el documental Una Historia del Futuro (HISTORIA, 2019) la clave está en el pasado, por lo que ingredientes como el cambio climático, la superpoblación, las tensiones nucleares y otros factores macro puedan juntarse para provocar la tragedia definitiva.

 

En la serie UNA HISTORIA DEL FUTURO 19 reputados expertos internacionales examinan acontecimientos del pasado para arrojar luz sobre fenómenos actuales y anticipar sus posibles consecuencias. Tal y como afirma uno de los expertos “la historia no se repite, pero rima”. No te pierdas los nuevos episodios el lunes 16 a las 22h.

Contenido relacionado