5 cosas que no sabías sobre la Semana Santa

3 de abril de 2020

La Semana Santa es una de las tradiciones con más arraigo de todo el mundo. Se trata de la rememoración de la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret y se vive con pleno fervor en numerosos rincones del planeta. En España es una de las celebraciones más importantes de todo el año y en algunos puntos específicos de nuestra geografía se hace verdaderamente importante desde el momento en que comienza la preparación. Aquí te dejamos cinco datos que posiblemente no sabías acerca de la Semana Santa:

  1. El capirote de los nazarenos: el característico capirote puntiagudo que utilizan los nazarenos en las procesiones proviene de la época de la inquisición española. Era el gorro que se les colocaba a los reos condenados por el tribunal de la Inquisición para identificarlos. Las hermandades sevillanas lo adoptaron en el siglo XVII por su significado penitencial.

 

  1. La fecha en la que se celebra anualmente la Semana Santa está en manos de la naturaleza. Así se decidió en el Concilio de Nicea en el año 325 d.C. Entonces se estableció que el domingo de Resurrección se celebraría el primer domingo después de la primera luna llena de primavera. Por tal motivo las fechas pueden tener una variación de hasta un mes.

 

  1. Torrijas en Semana Santa: la receta de las torrijas tiene su origen ya en la época romana. Respecto a su tradicional utilización en fechas de Semana Santa no hay un motivo probado, pero se cree que tiene relación con la cuaresma. Ante la falta de consumo de carne, las monjas utilizaban el pan mojándolo en leche y miel para paliar el hambre.

 

 

  1. La celebración de carnaval tiene relación con la Semana Santa y es que se produce unos días antes de que comience la cuaresma, los cuarenta días en los que se practica ayuno y abstinencia. Etimológicamente, la palabra “carnaval” proviene del latín “carnevale” formada por las palabras “carne” y “vale” que quería decir “adiós”.

 

  1. El origen de muchos de los dichos que empleamos en nuestras conversaciones diarias proviene de la Semana Santa como “de pascuas a ramos”, “más contento que unas pascuas” en referencia a la felicidad que se siente en la celebración de la festividad o “dar la matraca” en referencia a la cruz que se hace sonar el Jueves y Viernes Santo para conmemorar la muerte de Jesús.

Contenido relacionado