5 cosas que no sabías del KGB (o sí)

10 de agosto de 2020

El KGB (Comité para la Seguridad del Estado). El servicio secreto de la unión soviética que siempre se vio rodeado de historias de película y de total secretismo. Estuvo activo 38 años, desde marzo de 1954 hasta diciembre de 1991 y su actividad siempre estuvo rodeada de un halo de misterio y temor.

Ahora te contamos 5 cosas que quizá no sabías acerca del servicio secreto soviético.

 

¿CUANTOS ESPÍAS?

Lo cierto es que no se sabe con exactitud con cuántos espías contó el KGB durante los años en los que estuvieron activos, pero lo cierto es que 48.000 personas trabajaron para el servicio secreto entre 1954 y 1991. La plantilla la formaban, además de los espías, agentes dobles, científicos, criptólogos, equipos de vigilancia, seguimiento y escuchas, guardias, técnicos.

El cuartel general de la KGB, situado en la plaza Lubyanka de Moscú, tuvo que duplicar el tamaño del edificio en 1940 ya que no conseguía ubicar a tan grande cantidad de funcionarios.

Cuartel general del KGB en Moscú

 

 

EL PRESIDENTE

Lo cierto Es que Vladimir Putin, actual presidente de la Federación Rusa, no proviene de las más altas escuelas de política. Su carrera la desarrolló en los servicios secretos de la Unión Soviética.

 

CC BY 3.0 kremlin.ru

 

Comenzó su andadura en el KGB en 1975 desarrollando su labor en el Departamento de Inteligencia Exterior en Alemania Oriental. Allí combatía a grupos anticomunistas ayudando a la RDA.

 

LATINOAMÉRICA Y CUBA 

Lo cierto es que la KGB no se limitó a las fronteras soviéticas, si no que tenía delegaciones por todo el mundo. Entre ellas en Latinoamérica, siendo México uno de sus principales puntos fuera de la URSS. Cuando tras la revolución de Cuba, Fidel Castro se hizo con el poder, el gobierno de la URSS vio una oportunidad de expandir, gracias al nuevo gobierno revolucionario, los lazos con una zona del mundo en donde la unión soviética no era popular. Fue el director del KGB en México, Nikolai Leonov, quien instó en primer lugar este acercamiento.

 

ÁFRICA DE LAS HERAS

Es probable que este dato sea uno de los más desconocidos para los españoles. El KGB contó entre sus filas de espías a una mujer española: África de las Heras. Fue reclutada por una subsección del KGB llamada NKVD (Comisariado del Pueblo Para Asuntos Internos) con agentes en España.

 

Su papel en el KGB no es uno cualquiera y no pasó, desde luego, desapercibido. Llegó a convertirse en secretaria personal de Trotski en Méjico. Más tarde, en 1941 y de vuelta a la URSS es nombrada responsable de radiotransmisiones. También participó  en 1942 en la Segunda Guerra Mundial interceptando comunicaciones en los campos de batalla.

Abandonó el KGB en 1985 y falleció tres años después.

 

ESPÍA AL PAPA

Las operaciones del servicio secreto de la URSS llegaron hasta las más altas instancias. Cuando Juan Pablo II fue elegido Papa en 1978, este fue rodeado de una legión de espías del KGB. En la Unión Soviética estaban preocupados por los discursos anticomunistas del pontífice por lo que requirieron recabar información valiosa que les sirviera de chantaje. Finalmente, no pudieron encontrar nada.

Contenido relacionado