5 curiosidades que no sabías de Beethoven

26 de marzo de 2018

Hoy se cumplen 191 años del fallecimiento de uno de los más grandes compositores, Ludwig van Beethoven. Seguro que hay cosas que aún no sabes de él.

1) Odiaba tocar el piano. A pesar de que sus partituras son de las más completas y amadas por los pianistas, lo cierto es que el joven Beethoven fue obligado desde que era un niño a practicar día y noche. Su padre vio en él potencial y solo quería que su hijo llegara a ser el próximo Mozart.

2) Era prácticamente analfabeto. Obligado a trabajar desde temprana edad por problemas económicos en su casa, Beethoven sabía leer y escribir a duras penas, pero carecía de los conocimientos en matemáticas u otras materias.

3) Siempre tuvo problemas de salud desde que nació. Sufrió sordera, tifus, reumatismo, infecciones, problemas en la piel, hepatitis crónica y cirrosis. Su sordera fue (probablemente) a causa de la viruela o el tifus. A partir de los 27 años su audición pasó a ser prácticamente nula escuchando únicamente un zumbido constante.

4) La primera obra de Beethoven data de 1782, cuando tan solo tenía 12 años. Era una obra con 9 variaciones para piano y en Do menor. Los expertos de la época se sorprendieron de que fuera escrita por un niño ya que era una obra muy complicada de tocar incluso para los adultos.

5) Siempre se ha dicho que las últimas palabras del genio de la música fueron “Aplaudan amigos, la comedia está terminando”. Con los años, esto se ha puesto en entredicho y toma fuerza otra teoría en la que un editor le regaló 12 botellas de vino y las últimas palabras reales fueron “lástima, lástima, demasiado tarde”. Beethoven falleció de cirrosis, con el hígado descompuesto por el alcohol.

Contenido relacionado