Animales extinguidos en los últimos 20 años

10 de enero de 2019

Evolución y desarrollo no siempre va ligado a algo positivo. Con las industrias demandando cada vez más terreno para implantar sus fábricas y recursos naturales, los animales se han visto mermados

Para que una especia animal desaparezca se dan varios factores, pero sin duda la falta de alimento provocado por la deforestación o la caza indiscriminada es algo del que el ser humano es directamente responsable.

En estos últimos años hemos tenido que decir adiós a varias especies animales, muchos de ellos después de miles de años sobre la tierra. Una de estas especies es la tortuga gigante de Pinta. Esta especia era propia de la isla Pinta de las Galápagos, del que adoptaba su nombre. Durante décadas el último ejemplar, de nombre El Solitario George, habitó en soledad su hogar. En 2012 falleció con más de 100 años y con él se fue uno de los seres más espectaculares de admirar por su caparazón en forma de silla de montar.

Los rinocerontes desde hace siglos han estado en el punto de mira de cazadores sin escrúpulos, dispuestos a asesinarles con tal de conseguir como trofeo su cabeza o su característico cuerno. Un kg de esta parte del animal puede valer en el mercado negro más de 70.000$. Por ello no es de extrañar que lleve tanto tiempo dentro del triste listado de animales en peligro de extinción. Tanto el rinoceronte negro como el rinoceronte blanco del norte, ya no existen en la tierra. El primero desapareció en 2011 y el segundo en marzo de 2018. A pesar de que el último rinoceronte blanco vivó rodeado de soldados keniatas sus últimos años para protegerle, nada se pudo hacer para evitar su muerte. La esperanza para volver a traer a la vida a esta especie reside en 11 hembras de una subespecie del sur a las que se les quieren implantar embriones híbridos de rinoceronte blanco e intentar volver a recuperar a este animal.

Los tigres por desgracia es otro animal del que los cazadores furtivos denominan “top”, por lo que conseguir matar a uno de estos animales es todo un triunfo para ellos. El tigre de Java habitaba la tierra hace más de 1 millón de años, pero de nuevo, su caza descontrolada acabó con el último ejemplar hace apenas 20 años. Hace unas semanas se filtró una fotografía en una zona dónde solía vivir esta especie y las esperanzas afloraron al vislumbrar lo que parecía ser un tigre de Java. ¿Sobrevivió alguna cría?, de momento, se intenta con cautela acceder a la zona y ver si este animal sigue viviendo en Java Occidental o ha sido una confusión con el tigre de Sumatra.

Más cerca teníamos a la cabra de los Pirineos, que desapareció en el año 2000. El último ejemplar falleció al caerle un árbol encima y con ella se fue una especie que llevaba décadas entre nosotros. Al parecer la población de este animal fue escaseando por un componente genético que le hacía ser proclive a las enfermedades infecciosas y que hizo que pasara en pocos años de miles a tan solo unas decenas de ejemplares hasta que finalmente desapareció.

Con el avance de la ciencia se intenta devolver a la vida a animales extinguidos, gracias a la genética y sus descendientes con características similares. Hay que preservar a los animales, su hábitat, su libertad, ya que forman parte fundamental del equilibrio natural del planeta.

 

Contenido relacionado