Cinco cosas del DNI que no sabías

5 de octubre de 2018

El Documento Nacional de Identidad español o como lo conocemos todos, DNI, nació en 1944 a través de un decreto comenzando a utilizarse en 1951. Su función principal es la de acreditar la identidad del titular.


Muchos han sido los cambios estéticos que ha vivido, de hecho, una persona nacida en los 80 ha tenido hasta cuatro documentos diferentes. A pesar de reconocerlo fácilmente por todos, seguro que hay cosas que aún desconoces.

1) El número de DNI es perpetuo, personal e intransferible. Si una persona fallece, su número desaparece con ella. Así que si te haces por primera vez el DNI y te toca un número muy bajo, no te preocupes, que no lo has heredado.
2) La familia real tiene asignados los DNI desde el número 10 al 99. El 10 corresponde a Juan Carlos Borbón y Borbón, el 11 a Doña Sofía y así sucesivamente con sus hijos y descendencia. Y no, el número 13 no lo tiene nadie ya que se retiró por motivos de superstición.
3) El DNI está compuesto por ocho números y una letra. La letra surge de una simple operación matemática: Se divide el número de DNI entre 23. El resto de esta división corresponde a una letra de una tabla especial creada para ello. En la tabla quedan excluidas las letras Ñ, O, U y la I.


4) Los primeros DNI se expidieron en Zaragoza.
5) Hasta 1981 los DNI contenían una casilla que clasificaba a los españoles según el nivel económico: Primera (ricos), segunda (adinerados), tercera (media-baja) y cuarta (pobres).

 

 

Contenido relacionado