Cinco cosas que no sabías de Albert Einstein

27 de agosto de 2019

Albert Einstein fue un físico alemán creador de la teoría de la relatividad y considerado el científico más importante del siglo XX.
Su personalidad desbordante le hizo estar presente en el foco público siendo un habitual en tertulias intelectuales y atesorando amistades de todos los ámbitos de la cultura.

En 1905 Albert Einstein trabajaba en la Oficina de Patentes de Berna, labor que compaginaba con sus estudios físicos en sus ratos libres. Fue entonces cuando publicó cuatro trabajos, uno de ellos era la teoría de la relatividad espacial E=mc2
Esta teoría revolucionó la ciencia arrojando luz y abriendo el debate a la incompatibilidad existente entre la mecánica newtoniana y el electromagnetismo.

Pero a pesar de todo esto y de ser uno de los científicos más conocidos de la Historia, seguro que hay aun alguna cosa que no sabes de él.

1- Tardó años en empezar a hablar. No fue hasta los nueve años cuando el pequeño Einstein comenzó a hablar con fluidez. Hasta entonces hablaba muy despacio y no sabía bien ni construir frases ni expresarse correctamente. Este rasgo unido a sus nefastas notas hizo pensar a sus padres que el pequeño pudiera tener algún tipo de retraso mental.
2- Su primer matrimonio con Mileva Maric pasó por numerosas dificultades. A pesar de tener en común su amor por la física ya que ambos era compañeros de clase, los
problemas en su relación se dieron desde que saltó al estrellato. Su fama le llevó a viajar gran parte del año lo que creó un distanciamiento al que intentaron poner fin con un acuerdo de convivencia que no dio sus frutos. Tras su divorcio y posterior fallecimiento de su esposa, Einstein se enemistó durante años con su hijo mayor al que acusaba de ser el único culpable de la situación.
3- Albert Einstein era judío y años antes del alzamiento de Hitler la familia se mudó a Italia para establecerse mas tarde en Suiza. Einstein siempre dio gracias al destino por este “golpe de suerte” que les hizo estar fuera de Alemania cuando estalló la guerra. A pesar de la distancia, Albert Einstein no era ajeno al poderío nazi y a las intenciones de construir una bomba atómica. Por ello ofreció sus servicios al presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt para construír ellos una bomba atómica como método de defensa. El gobierno de EEUU desestimó su colaboración por los orígenes del físico.
4- No fue solo el interés de Albert Einstein en construir una bomba atómica lo que hizo que el FBI le investigara, el físico teórico ya estaba siendo objeto de seguimiento desde 1933 por la agencia norteamericana debido a sus relaciones con organizaciones pacifistas y sociales.
5- El cerebro de Albert Eintein fue donado a la ciencia e investigado. Tras su fallecimiento por el médico Thomas Stoltz Harvey, su cerebro fue diseccionado en varios fragmentos que fueron estudiados por los mejores científicos del mundo. El rasgo que más destacaba de dichos estudios era un número muy superior a la media de células gliales, responsable de la síntesis de la información.

 

Contenido relacionado