Cinco curiosidades de los Templarios

26 de septiembre de 2018

Muchas cosas se han dicho de los Templarios, pero, ¿estás seguro de que las sabes todas sobre ellos? 

1) No todo el mundo que lo quisiera podía pertenecer a la Orden de los Templarios. El primer requisito era tener un origen noble, así como tener dinero. Ellos mismos se tenían que aportar todo el equipamiento necesario como armadura, caballo, armas, así como sirvientes para ayudarles en todo momento. 
2) La armadura templaria estaba compuesta por una armadura metálica que les protegía de las espadas. Bajo esta armadura hecha a medida, prendas acolchadas evitaban los golpes cuerpo a cuerpo. Se calcula que las primeras armaduras templarias pesaban entre 30 y 35 kilos. Esto fue evolucionando hasta tener armaduras de poco más de 20 kilos, lo que podía dar una gran ventaja en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo.
3) El armamento templario incluía lanzas largas, espadas, hachas y mazos, que eran las armas que se utilizaban a caballo. Cuando se enfrentaban a pie las dagas y espadas eran las armas elegidas.
4) Los caballeros templarios se entrenaban desde niños. Con apenas 8 años eran pajes desarrollando funciones de mensajero. A partir de los 14 pasaban a ser escuderos para aprender de primera mano el arte de luchar. A los 21 años era cuando podían ser nombrados caballeros templarios.
5) Como en cualquier ejército, existían distintos rangos. Los caballeros solteros eran aquellos que luchaban bajo el mando del otro. El caballero que comandaba un batallón o ejército era caballero banneret. Los ascensos se lograban con logros.

Si quieres saber todo sobre los Templarios no te pierdas los lunes a las 22h un nuevo episodio de Territorio Templario, patrocinado por la Diputación de Castellón.

 

Contenido relacionado