¿Cómo impactó la Expo 92 en nuestro país?

20 de abril de 2018

26 años hace desde que los Reyes de España inauguraron junto a la mascota Curro la Exposición Universal 92 en Sevilla. 

Las Exposiciones Universales se celebran desde la segunda mitad del SXIX y están asignadas por la Oficina Internacional de Exposiciones. En ellas se intenta llevar a cualquier parte del mundo una conjunción de cultura, arte y tecnología.

En 1992 le tocó el turno a Sevilla para acoger la Exposición Universal. Fue un año excepcional para la expansión internacional de la marca España al coincidir una Expo y unos Juegos Olímpicos. Durante los 185 días que duró la exposición, los más de 41 millones de visitas y más de 18.000 periodistas de 83 países dejaron unas cantidades millonarias en hoteles, comercios, restaurantes, no solo de Andalucía si no en toda España.

El día de su inauguración, el 20 de abril de 1992, los 38 campanarios de Sevilla repicaron mientras miles de palomas y globos surcaban el cielo azul de la capital hispalense. Carlos de Inglaterra y Lady Di, Gorbachov, Fidel Castro, premios Nobel…nadie quería perderse semejante acontecimiento.

El perfil de Sevilla cambió, pasó de ser una ciudad de turismo vinculado a la Feria de Abril y Semana Santa, a dar a conocer su cultura e historia. Durante 1992 todos los puntos de la geografía española acogieron a millones de visitantes, atraídos por nuestra gastronomía, gente, clima e historia. Además, para facilitar la llegada de visitantes a Sevilla, se inauguró la primera línea de alta velocidad española (AVE).

Otro de los factores de éxito de este acontecimiento fue la elección de la mascota, Curro. Cuerpo de dinosaurio, patas de elefante y su cresta y pico a cinco colores representando los cinco continentes, se hizo un hueco casi de inmediato en el corazón de todos los que visitaban la Expo convirtiéndose en el mejor embajador.

Tras las Exposición Universal de Sevilla 92, el 80% de los pabellones se desmantelaron, conservando solo 32 de ellos. En ellos (o en la superficie que ocupaban) se encuentran 423 empresas en las que trabajan más de 17.000 personas. Se pensó en aprovechar el tirón de la Expo para que la Cartuja fuera un espacio futurista y de innovación, pero la grave crisis que afectó a España en años posteriores evitó que esto ocurriera de inmediato. El algo que se está materializando en la actualidad.
Los pabellones que siguen en uso:
– Pabellón de Marruecos: Se construyó como permanente por empeño del rey Hassan II. Al terminar la Expo fue cedido al Estado y pasó a ser la sede de la Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo.
– Pabellón del Futuro: Actual sede del Archivo General de Andalucía. Además, alberga una gran antena del Instituto Astrofísico de Sevilla y una reproducción de tamaño real del cohete Ariane 4.
– Pabellón de Italia: En él tienen sus sedes empresas de tecnología.
– Pabellón de Finlandia: Esta construcción que imita a la Garganta del Infierno es la sede de la Fundación para la Innovación y Difusión de la Arquitectura.
– Pabellón de Francia: Reacondicionado como sede para varias empresas. Lo dirige la Fundación Telefónica.
– Pabellones de Rusia y Venezuela: Estos dos pabellones ahora son el Auditorio de la SGAE, con una capacidad para 2.000 personas en sus 35.000 metros cuadrados.

 

Contenido relacionado