¿Cómo será el transporte del futuro?

28 de noviembre de 2018

Desde que el ser humano se movía a pie, hasta que comenzó a usar a los animales para transportarse pasando por nuevos métodos de transporte como el tren o el avión, mucho ha llovido. ¿Qué nos depara el futuro del transporte?

Cada vez se intenta que el transporte sea más eficiente, contamine menos, sea más seguro y tarde menos tiempo. Porque al final, en esta sociedad acelerada lo más importante es el “tiempo”.

Según las películas de Hollywood ya tendríamos que estar surcando los cielos con nuestro coche volador. Esta idea de cine está bastante lejos de materializarse por no decir que hoy por hoy y en las próximas décadas es bastante improbable que ocurra. No sólo sería desarrollar esta tecnología, sino que la gente requeriría de una nueva educación vial. Además los riesgos que se asumirían son incalculables. Aun así empresas como Uber ya ha adelantado que en 2020 pretende comenzar con la fabricación de prototipos que surquen el cielo. 

Lo que cada vez está más cerca es el uso del “piloto automático”. Ya desde hace escasos tres años comienzan a circular (la mayoría en modo de prueba) vehículos autónomos sin conductor. Tesla o Citroën han sido de las primeras marcas en adentrarse en esta nueva era del transporte. Los beneficios de este modo de transporte es lo que está haciendo a las marcas para invertir en esta nueva tecnología. Simplemente tenemos que imaginarnos una noche que no estemos en condiciones de conducir o si tenemos una urgencia y necesitamos ir al hospital y no podemos ponernos al volante. Como todas las innovaciones, hay gente a favor y en contra. ¿Realmente una máquina puede preveer el comportamiento de los conductores?. Estos coches irían con una serie de sensores y cámaras (tanto en el coche como en las carreteras) que imitaría el instinto de supervivencia humano para esquivar un coche que frene de golpe o si algo cae a la calzada. De momento lo que cada vez más vehículos incorporan es el asistente automático de aparcamiento por lo que tal vez no estemos tan lejos de que vea la luz esta nueva era.

Elon Musk, fundador de Tesla y a la cabeza de proyectos como el SpaceX, quiere estar a la cabeza de la revolución del transporte. Si rompió la industria con los vehículos de alta gama Tesla (con prototipos sin conductor) y adentrándose en la aventura espacial, ahora va a probar suerte con los trenes. A través de su compañía The Boring Company ha anunciado que el primer túnel de sus trenes Hyperloop está muy cerca de ser terminado. Esta tecnología Hyperloop pretende bajar los tiempos del transporte ferroviario, usando trenes de alta velocidad que promete conectar Nueva York y Washington en 30 minutos o llegar desde el centro de Los Ángeles al aeropuerto en tan solo 10 minutos. Las primeras pruebas se harán el mes que viene y si todo sabe como espera, y hay un proyecto sobre la mesa para empezar a excavar la ciudad californiana de Los Ángeles.

Pero si duda, la fantasía que todos tenemos desde hace décadas e la tele transportación. ¿Te imaginas poder ir a Japón en un abrir y cerrar de ojos?. Se lleva años investigando la forma de lograrlo, pero no es tarea fácil ni algo que seguramente lleguemos a ver en un futuro cercano. La única forma de explicarlo e investigar por ese camino hoy por hoy es con la tele transportación cuántica, que implica decodificar el objeto (destruirlo o alterarlo) y duplicarlo en otro lugar. No se sabe si ya se ha logrado con partículas, ya que la idea de hacerlo con seres vivos sigue siendo una locura. Para que la partícula aparezca en el otro extremo debe haber materia para su creación. ¿cómo sería con los seres humanos? ¿si se altera un cuerpo podrá volver a realizarse? ¿sería la misma persona?. De momento, la tele transportación habrá que dejarla para las películas y libros de ciencia ficción.

 

Contenido relacionado