Los inventos de Edison que cambiaron la historia

6 de marzo de 2020

Thomas Alva Edison hijo de Samuel Edison Jr. y Nancy Elliott Edison, fue el único hijo en sobrevivir hasta la edad adulta. Thomas Edison dejó la escuela en 1859 para trabajar en el ferrocarril entre Detroit y Port Huron, Michigan, donde entonces vivía su familia.

A los 12 años comenzó a vender periódicos y chucherías en el tren que hacía el trayecto de Port Huron a Detroit. Más adelante comenzó a vender revistas científicas, libros y aparatos llegando a convertir el vagón de equipajes en un laboratorio.

 

 

Consiguió comprar una prensa de imprimir de segunda mano, y empezó a publicar un periódico por su cuenta, el Weekly Herald. Pero una noche, mientras Edison se encontraba trabajando provocó un incendio en el vagón. El conductor del tren y el revisor consiguieron extinguir el fuego y seguidamente arrojaron todos los útiles de imprenta por la ventana y al propio Edison.

A los 16 años se independizó y como tenía conocimientos de telegrafista no tuvo problemas en encontrar trabajo ya que acababa de terminar la guerra civil y había muchas vacantes.

Su siguiente trabajo fue en Boston, como telegrafista en el turno de noche. Unos años después se hizo con la obra del científico británico Michael Faraday el cuál le ayudó a poner sus ideas en orden y proporcionarle el método para canalizar todo su genio inventivo. Convencido de que su meta profesional era ser inventor, dejo su trabajo y en 1868 registró su primera patente. Se trataba de un contador eléctrico de votos que ofreció al congreso, pero lo calificaron de superfluo.

En 1869 un amigo le proporcionó alojamiento en los sótanos de la Gold Indicator Co, en Nueva York, donde le ofrecieron un trabajo como técnico de mantenimiento al arreglar uno de los transmisores voluntariamente.

 

«Un día con Thoma A. Edison». LOC 

 

Poco tiempo después se le presentó una oportunidad, un encargo de la Westerm Union, la más importante compañía telegráfica. Necesitaban que construyera una impresora efectiva de la cotización de valores en bolsa. Esto ayudó a encaminar su vida como inventor. Se casó en 1871 con Mary Stilwell, con la que tuvo dos hijos y una hija e instaló un pequeño taller en el que continuó experimentando en el telégrafo en busca de nuevos perfeccionamientos y aplicaciones. Su mayor contribución en ese campo fue el sistema cuádruple, que permitía transmitir cuatro mensajes telegráficos simultáneamente por una misma línea, dos en un sentido y dos en otro.

Su nombre comenzó a ser conocido, también sus inventos y empezó a tener beneficios con sus creaciones y pudo contratar a obreros. Hizo grandes inventos como el fonógrafo, pero también muchos fracasos.

Sin embrago en Abril de 1879, Edison abordó las investigaciones sobre la luz eléctrica. Había muchos laboratorios patentando ya sus lámparas. El problema era en encontrar un material capaz de mantener una bombilla encendida largo tiempo.  Edison encontró el filamento de bambú carbonizado. Inmediatamente adquirió grandes cantidades de bambú e instaló un taller para fabricar el mismo las bombillas. Para demostrar que el alumbrado era más económico que el del gas, comenzó a vender las lámparas a 40 centavos, aunque a él le costara mucho más, su objetivo era que la demanda aumentara para producirlas en grandes cantidades y rebajar los costes por unidad. El negocio comenzó a prosperar. Su éxito se propagó por todo el mundo, creó diversas empresas y siguió trabajando con el mismo tesón que siempre.

En el momento en que murió el 18 de octubre de 1931, Thomas Edison había acumulado un récord, 1.093 patentes: 389 para la luz eléctrica y la potencia, 195 para el fonógrafo, 150 para el telégrafo, 141 para las baterías de almacenamiento y 34 para el teléfono.

Contenido relacionado