Fallece Nicholas Winton, que salvó a 669 niños del nazismo

2 de julio de 2015

Ayer 1 de julio fallecía a los 106 años Sir Nicholas Winton, rebautizado como el Schinder británico.

Este banquero y corredor de bolsa, hijo de inmigrantes alemanes de origen judió, ideó en 1939 una operación para conseguir salvar a todos los niños checoslovacos posible, después de la invasión nazi.

Con sólo 29 años consiguió fletar ochos convoyes cargados con 669 niños, en su mayoría judíos, desde Praga a Londres. Una vez llegados a Londres les buscaba una familia adoptiva. La prohibición el 1 de septiembre de 1939 le impidió seguir salvando a más niños de una muerte casi asegurada.

Su hazaña fue descubierta por su mujer décadas más tarde, cuando limpiando la buhardilla dio con papeles que explicaban cómo Winston conseguía visados y familias adoptivas para los niños rescatados.

Su mujer junto con la cadena BBC prepararon una sorpresa en la que varios de los niños rescatados le agradecía lo que hizo hace años.

«Hay una diferencia entre la bondad pasiva y la bondad activa, lo que es, en mi opinión, la entrega del tiempo y energía de uno en aliviar el sufrimiento y el dolor. Supone salir, buscar y ayudar a aquellos que sufren y están en peligro, y no simplemente seguir una vida ejemplar, de forma puramente pasiva sin hacer el mal».  Sir Nicholas Winton

Contenido relacionado