La fortuna secreta de Hitler

11 de julio de 2014

El dictador alemán llego al poder en 1933 y tenía diseñada la Alemania que él lideraría hacia el Tercer Reich, pero también proyectó cómo sacar el máximo provecho económico a su imagen.

Sus fuentes de ingresos fueron muy variadas: El libro Mein Kampf se convirtió en un libro de obligada lectura, estamentos gubernamentales y ayuntamientos alemanes adquirieron cientos de miles de ejemplares para ser regalados a cada pareja tras contraer matrimonio y a todos los estudiantes que se graduaban. Solo por este concepto, Hitler recibía de los organismos correspondientes importantes sumas de dinero como pago de los royalties por cada libro impreso.

También cobraba un canon por cada sello que se vendía en el que apareciese su imagen y cobraba por sus apariciones públicas en concepto de derechos de imagen.

Del mismo modo, el plan para ganar dinero también incluía métodos para desviar los fondos de unas cuentas a otras sin poder ser detectados. Algunos historiadores afirman que el movimiento de capitales tenía como fin la financiación de grupos nazis sudamericanos; pero Herman Rothman, un judío alemán que trabajó para la inteligencia británica en la Segunda Guerra Mundial, lo desmiente.

Fuente:  https://www.dailymail.co.uk/

Etiquetas: , ,

Contenido relacionado