La identidad de la momia hallada en una escultura budista

27 de febrero de 2015

La presencia de una momia en el interior de una escultura de Buda se conocía desde el año 1996, cuando el propietario de la estatua (un coleccionista privado holandés) encargó su restauración. Para realizar la tarea retiraron la plataforma de madera sobre la que se sostenía la figura, y así descubrieron su interior. Tras el hallazgo, los restos fueron sometidos a pruebas y la momia fue datada en los siglos XI o XII d.C.

Sin embargo, el pasado año, la momia fue examinada con mayor detalle para tratar de averiguar su identidad. Después de estas exhaustivas pruebas los expertos creen que los restos encontrados en el interior de la escultura budista pertenecen al maestro chino Liquan, un célebre monje budista del siglo XII venerado por tener fama de haber alcanzado la iluminación.

El arqueólogo Vincent van Vilsteren, señaló que en varios países asiáticos con tradición budista, como China, Corea o Japón, existió antiguamente una exótica costumbre de “auto-momificación”, mediante la que algunos monjes budistas muy ancianos reducían drásticamente su dieta para eliminar grasas y líquidos y favorecer un proceso de ‘momificación natural’. Cuando estaban a punto de morir, estos monjes eran enterrados vivos, y provistos de un pequeño tubo para permitirles respirar bajo tierra y continuar con la meditación hasta el momento de su muerte.

Fuente: Yahoo.com

Contenido relacionado