Las guerras más absurdas de la Historia

14 de febrero de 2019

A lo largo de la Historia y desde que el hombre habita este planeta, las batallas y guerras han existido. Aunque las guerras siempre deberían evitarse a toda costa y llegar a un acuerdo diplomático  previo, ha habido algunas del todo gratuitas y absurdas.

En 1788 una riña por alcohol acabó con la vida de 9000 austríacos. Durante la guerra ruso-turca un grupo de cíngaros aparecieron vendiendo ron. Un grupo de soldados austríacos les instaron a que les invitaran a alcohol a lo que los cíngaros se negaron en rotundo. Comenzó una discusión que se fue elevando más y más hasta que días más tarde al aparecer el ejército turco quedaron estupefactos al ver más de 9000 cadáveres austríacos por una simple discusión.

Otra contienda absurda donde las haya ocurrió en 1859 cuando británicos y estadounidenses se disputaban la soberanía de las islas de San Juan, frente a la costa noroeste de Estados Unidos. Un campesino norteamericano mató a un cerdo que se había colado en su propiedad, con la mala fortuna que aquel cerdo pertenecía a un británico. Los británicos pidieron el dinero que costaba el cerdo a lo que se negó el campesino, siendo encerrado en un establo. Los colonos americanos enviaron un batallón de 400 hombres para recuperar a su compatriota a lo que los ingleses respondieron con una flopa de 1000 hombres. Finalmente Alemania tuvo que hacer de juez en la contienda para que no se llegara a más y concedió la soberanía del archipiélado a los norteamericanos.

Una de las guerras más longevas fue también una de las menos sangrientas. En 1639 los partidarios del Rey estaban enfrentados a los partidarios del Parlamento. Los monárquicos se refugiaron en las islas Sorlingas donde sobrevivieron asaltando barcos holandeses. Los Países Bajos entonces enviaron una delegación para pedir el cese de los ataques a sus navíos pero los monárquicos se negaron. Países Bajos les declaró la guerra e incluso enviaron una flota con el propósito de invadirles aunque este momento nunca se produjo al no producirse ningún abordaje más. Esta guerra en la que no se llegó a disparar un solo tiro duró 355 años hasta que la paz fue firmada.

De una de las más longevas a una de las más cortas. 38 minutos duró una guerra entre Inglaterra y Zanzíbar en 1896. Cuando falleció el sultán de Zanzíbar, el nuevo jefe cortó las relaciones comerciales con los ingleses. Éstos, enviaron una flota de cinco barcos dispuestos a invadir Zanzíbar que tan sólo contaba con un navío y 2500 soldados. Tras el bombardeo inglés, la guerra terminó con la derrota de Zanzíbar en 38 minutos.

 

Contenido relacionado