Los presidentes norteamericanos fallecidos durante su mandato

31 de enero de 2019

Desde que Estados Unidos se constituyó como una nación 45 legislaturas se han sucedido. Aunque algunos de los presidentes han hecho doblete, hay otros que no han llegado a terminar ni sus cuatro años de mandato.

El primero de ellos fue William Henry Harrison del Whig, el noveno presidente de la nación que falleció por una neumonía y pleuritis al mes de jurar el cargo. Fue el primer presidente Whig, sucediendo dos legislaturas demócratas.

Diez años más tarde fallecía Zachary Taylor. El duodécimo presidente norteamericano, perteneciente al Whig falleció al año de su mandato por una gastroenteritis aguda. Fue el primer presidente en llegar al cargo sin haber ocupado ningún cargo público previo. Fue además el último presidente en poseer esclavos.

El siguiente presidente en esta lista negra es Abraham Lincoln que fue asesinado por Kohn Wilkes Booth en el Teatro Ford. Uno de los fundadores del partido republicano y el primer presidente del país bajo el partido ya había sobrevivido a otro intento de asesinato meses antes. La proclamación de emancipación durante su mandato liberando a los esclavos (aunque solo los pertenecientes a las áreas confederadas no controladas por la Unión), le crearon numerosos enemigos lo que le colocó en la línea de fuego desde ese momento.

En 1881 sin haber llegado al año de mandato fallecía asesinado James A. Garfield. Fue disparado por el abogado Charles Jules Guiteau, muy enfadado con el presidente tras haberle negado un puesto consular. James A. Garfield no fue herido de muerte por las dos balas que le asestaron. Durante más de dos meses estuvo postrado en una cama mientras los médicos e incluso Alexander Graham Bell con un invento suyo intentaban buscar una de las balas perdidas. Falleció a causa de una infección y una hemorragia debidas a los intentos incesantes de encontrar el proyectil.

El vigesimoquinto presidente norteamericano William McKinley fue el tercer asesinado mientras dirigía el país. Durante la Exposición Panamericana de Buffalo (Nueva York) McKinley y su esposa comenzaron a saludar a la gente que fue a la expo, de repente una de esas personas sacó un revolver y le disparó. Uno de los disparos le atravesó el colón, el estómago y uno de sus riñones, quedando la bala perdida en la espalda. Los médicos no se aventuraron a extraer la bala por la peligrosidad de la zona. Falleció días más tarde de gangrena.

Ya entrados en el nuevo siglo el presidente republicano Warren G. Harding fallecía tras dos años en el poder. Fue el primer presidente nacido después de la Guerra Civil. Hoy en día está volviendo a salir a la palestra por la similitud de su política migratoria con la de Donald Trump. Interpuso todo tipo de obstáculos burocráticos para evitar que orientales y europeos del sur accedieran al país. Falleció por una hemorragia cerebral.

Franklin D. Roosevelt ha sido uno de los presidentes más carismáticos de Estados Unidos. Ha sido el único en ganar cuatro elecciones presidenciales gobernando desde 1932 hasta su muerte lo que le sitúa como el presidente más longevo en el cargo en la historia de EE.UU. Su nombre siempre irá asociado a la Segunda Guerra Mundial al considerarse uno de los mayores artífices para el fin de la guerra (aunque no llegó a ver el día del final de la misma). Además de puertas para dentro logró sacar a su país de una profunda depresión económica que venía arrastrando desde el crack de 29. Logró remontar esa situación y poner a EE.UU. en el mapa económico. Falleció el 12 de abril de 1945 por un accidente cerebrovascular.

El último presidente fallecido durante su mandato fue John F. Kennedy, la trigésima quinta persona en ostentar el cargo. Ha sido uno de los presidentes más queridos y carismáticos de los Estados Unidos y aun hoy sigue siendo considerado uno de los mejores presidentes que ha tenido el país. Sus discursos motivadores y llenos de esperanza para conseguir el ansiado sueño americano, hizo que gran mayoría de la población cayera rendida de él y de su familia. Su asesinato en Dallas en 1963 sigue siendo aun una incógnita. Por el crimen fue arrestado Lee Harvey Oswald (que a su vez fue asesinado por Jack Ruby) pero tras los documentos secretos liberados hace unos meses, las miradas de culpabilidad podría cambiar de persona y así resolverse uno de los mayores misterios de la Historia.

 

Contenido relacionado