La primera vuelta al mundo: el paso a paso de la expedición

26 de agosto de 2019

Así fue el paso a paso de la expedición que llevó a España a hacerse con numerosas riquezas en especies y a confirmar que, efectivamente, la tierra era redonda.

1519

10 de agosto – Sevilla

Las cinco naves de la expedición, atracadas en Sevilla, levantan anclas y parten con rumbo a Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Allí se terminan de avituallar las naos, y Magallanes y los otros capitanes van y vienen de Sevilla para ultimar detalles y solucionar imprevistos antes de salir a aguas abiertas.

 

20 de septiembre – Sanlúcar de Barrameda

40 días después de su llegada al puerto de Sanlúcar, la expedición deja tierra. Durante ese tiempo la tripulación bajaba de las naos para escuchar misa. Justo antes de partir, Magallanes hizo confesarse a los marineros y prohibió que subiera a bordo ninguna mujer.

Próxima travesía: 6 días

 

26 de septiembre – Tenerife

Tras los primeros 6 días de viaje, Magallanes y los suyos llegan a las Islas Canarias, más concretamente a Tenerife. Allí pasan 5 días avituallándose de agua y leña. Según cuenta Pigafetta en su crónica:Nos contaron de esta isla un fenómeno singular, que en ella jamás llueve, y que no hay ni fuente ni río, pero que crece un árbol grande cuyas hojas destilan continuamente gotas de un agua excelente, que se recoge en una cavidad al pie del árbol, donde los isleños van a coger el agua, y los animales, tanto domésticos como salvajes, a abrevarse. Una neblina espesa, que sin duda suministra el agua a las hojas, envuelve constantemente a este árbol”.

Próxima travesía: 75 días

 

13 de diciembre – Santa Lucía (Río de Janeiro)

Los expedicionarios tocan tierra en Brasil, en una zona a la que llamaron Santa Lucía que es hoy Río de Janeiro. Entran en contacto por primera vez con nativos y llegan a acuerdos con ellos para intercambiar objetos por comida y agua. Allí son testigos de sus costumbres y su modo de vida y tras 13 días se hacen de nuevo al mar.

Próxima travesía: +/- 90 días

Un nativo sorprendido al verse reflejado por primera vez en un espejo

1520

Marzo – San Julián

Tras otra larga travesía en la que pudieron pasar por zonas del Río de la Plata despobladas de humanos, cazando pingüinos y lobos marinos, llegan al Puerto de San Julián y la expedición decide pasar en allí el invierno atracando en su puerto, en donde tiene lugar el que es sin duda uno de los momentos más importantes de todo el viaje: el motín contra Magallanes. Cuatro de los capitanes urdieron un plan para matar al comandante en jefe. “Estos traidores eran Juan de Cartagena, veedor de la escuadra; Luis de Mendoza, tesorero; Antonio Coca, contador, y Gaspar de Quesada. El complot fue descubierto: se descuartizó al primero y el segundo fue apuñalado. Se perdonó a Gaspar de Quesada, quien algunos días después meditó una nueva traición. Entonces el comandante, que no osaba quitarle la vida porque había sido creado capitán por el Emperador en persona, lo arrojó de la escuadra y lo abandonó en la tierra de los patagones con cierto sacerdote su cómplice”.

Tras lo ocurrido, acontecieron otras situaciones complicadas, como el naufragio de una de las naves que había salido a reconocer la zona y la colocación de una cruz en un monte al que llamaron Montecristo, tomando posesión de este en nombre del Rey de España.

Próxima travesía: aproximadamente 3 meses

 

21 de octubre – Estrecho de las Once Mil Vírgenes

En este punto del viaje, la expedición buscaba el estrecho que les permitiera el paso hacia el oeste y que gran parte de la tripulación negaba que pudiera existir. Aun así, Magallanes estaba decidido a encontrarlo y envió a dos de las naves a explorar la bahía. Durante el largo periodo que tardaron en explorar el estrecho, la nave San Antonio aprovechó las horas nocturnas y desertar de la misión volviendo a España. En el camino de vuelta recogieron a Gaspar de Quesada, a quien Magallanes había dejado en San Julián por amotinarse contra él. Finalmente, dos de las naves adelantadas a la exploración regresaron comunicando que habían localizado la terminación del estrecho que daba paso al Océano del oeste. Lo llamaron el estrecho de las Once Mil Vírgenes, que hoy conocemos como el Estrecho de Magallanes. La exploración se había extendido por 38 días y por fin surcaban el Pacífico, al que bautizaron así por la tranquilidad climatológica.

Próxima travesía: 3 meses y 20 días

Magallanes cruzando el estrecho

1521

6 de marzo – Isla de Guam (Pacífico)

La travesía que condujo a la expedición a la pequeña Isla de Guam (o Isla de los Ladrones) fue la más exigente de todas las que hicieron. Hambrunas y enfermedades se apoderaron de las naos, obligando a la tripulación a comer ratas y cuero.  Según Pigafetta, los habitantes de esta isla y otras próximas eran hábiles ladrones, puesto que trataron de robarles numerosas veces consiguiéndolo algunas de ellas. Tal fue así que bautizaron a esta isla con el nombre de Los Ladrones.

Próxima travesía: 10 días

 

17 de marzo – San Lázaro (Islas Filipinas)

Las especias, aquello por lo que habían luchado durante tanto tiempo y con tal brutal esfuerzo se hallaba ante sus ojos. En esta isla los nativos les recibieron con suma afabilidad e intercambiaron conocimientos y víveres y Magallanes y los suyos dejaron enseñanzas cristianas. Les mostraron especias y oro contándoles que en las islas que había más adelante encontrarían los preciados tesoros en abundancia. Y así fue, la expedición continuó explorando las Filipinas, aunque no sin desgracias.

 

27 de abril – Isla de Matan (Hoy Mactán)

La tripulación halló en este punto uno de los sucesos más complicados de su viaje. Se enfrentaron al Rey de la Isla, quien no estuvo por la labor de someterse a las exigencias de Magallanes: “reconocer la soberanía del rey de España, obedecer al rey cristiano de Zubu, y pagar el tributo exigido”. La batalla, en la que la tripulación se hallaba en cuantiosa minoría, duró una hora y se saldó con 15 muertes nativas y 9 en el bando cristiano, entre ellas la de Magallanes. “…la gloria de Magallanes sobrevivirá a su muerte. Estaba adornado de todas las virtudes, mostrando siempre una constancia inquebrantable en medio de las más terribles adversidades. A bordo se condenaba a privaciones más grandes que cualquiera de los de la tripulación. Versado como ninguno en el conocimiento 79 de las cartas náuticas, poseía a la perfección el arte de la navegación, como lo probó dando la vuelta al mundo, que nadie antes que él había osado tentar”.

 

8 de noviembre – Las Molucas

Habiendo tenido conocimiento de la existencia de las Islas Molucas en Indonesia, en una de las islas anteriores, arriban a Molucas a principios de noviembre. Allí cargaron clavo, aunque para entonces solo quedaban dos naos, Victoria y Trinidad. Una había sufrido un naufragio, otra desertó volviendo a España y la última había sido abandonada por la tripulación por falta de hombres. Después, continuaron viaje, abasteciéndose de gran cantidad de especias cumpliendo su objetivo.

 

21 de diciembre

Una de las naos restantes, la Trinidad, es dejada con su tripulación en las Molucas puesto que tenía vías de agua y debía ser reparada. Mientras que la Victoria trataría de regresar a España, esta sería reparada y volvería utilizando el mismo trayecto a la inversa. Finalmente, el escorbuto y las inclemencias del tiempo acabaron con ella y gran parte de su tripulación.

 

1522

6 de septiembre

Al fin y tras 259 días desde su partida de Las Molucas, la nao Victoria regresa a España cargada de especias. Habían transcurrido casi tres años desde su partida, habiéndose quedado por el camino 219 hombres y 4 naves.

 —

Si quieres saber más acerca de el viaje que lo cambió todo, no te pierdas el estreno de LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO, el 22 de septiembre a las 22h. 

Contenido relacionado