A punto de la guerra nuclear

24 de febrero de 2017

¿Qué pasaría si estallara la III Guerra Mundial? Una lluvia de ceniza y residuos nucleares nos sumiría en un invierno global que podría acabar con la humanidad. No obstante, hemos estado al borde del estallido de una gran guerra en más de una ocasión en los últimos 50 años.

La crisis de los misiles de Cuba

En octubre de 1962 la humanidad estuvo al borde de la destrucción. Fue el episodio más tenso y delicado de la guerra fría. Las fuerzas estadounidenses y soviéticas estuvieron muy cerca del enfrentamiento y durante 13 días la población vibró por la posibilidad de que estallara un conflicto armado de magnitudes inimaginables.

El presidente estadounidense John F. Kennedy anunció que habían descubierto en Cuba misiles nucleares soviéticos apuntando directamente al territorio norteamericano. Un avión espía de los servicios secretos estadounidenses fotografió estas bases soviéticas. Kennedy ordenó el aislamiento naval de Cuba, cuyas relaciones habían empeorado a consecuencia del ascenso de Fidel Castro al poder. A partir de este momento se desencadenó un periodo de amenazas y negociaciones entre el gobierno estadounidense y el soviético.

Finalmente, el líder soviético, Nikita Khruschev, anunció el desmantelamiento de las bases y el levantamiento de los proyectiles poniendo fin al periodo crítico que podría haber llevado al mundo al apocalipsis nuclear.

El derribo del avión de pasajeros Boing 747

El 1 de septiembre de 1983 dos cazas soviéticos derribaron un avión civil de la compañía Korean Air Lines cuando sobrevolaba el norte de Japón en su trayecto Nueva York – Seúl. Fallecieron los 269 pasajeros de la aeronave. La URSS justificó el ataque alegando que el KAL007 se había desviado de su ruta para adentrarse en un espacio aéreo soviético restringido.

Las autoridades soviéticas acusaron a Estados Unidos de realizar una maniobra provocativa. El acontecimiento supuso que en los años posteriores se tensaran aún más las relaciones entre ambas potencias. La administración de Reagan amenazó con suspender las aerolíneas soviéticas que operaban en Estados Unidos y la posibilidad de un conflicto directo volvió a avivarse.

Incidente del equinoccio de Otoño

Tras el incidente del Boing, en 1983, la guerra fría pasaba por un momento crítico y un error informático estuvo a punto de conducirnos al desastre de no ser por el teniente coronel soviético, Stanislav Petrov. La Unión Soviética había instalado un nuevo sistema de satélites (OKO) que alertaba de los posibles ataques nucleares.

Pasada la medianoche, uno de los satélites detectó el lanzamiento de un misil desde Estados Unidos y poco después, otros 4. Petrov, que se encontraba haciendo guardia, debía activar el protocolo de respuesta, sin embargo, decidió esperar. Creía que era ilógico empezar una guerra con tan sólo 5 misiles. La intuición de Petrov nos salvó de un conflicto nuclear a gran escala.

Finalmente, los radares de tierra confirmaron que se trataba de una falsa alarma. El error en el sistema OKO tuvo lugar debido a la alineación de la Tierra, el Sol y el satélite como resultado del equinoccio de otoño. La luz solar reflejada se confundió con el lanzamiento de los misiles. El incidente permaneció en secreto hasta 2004.

Incidente del cohete noruego

En el periodo inmediatamente posterior a la guerra fría tuvo lugar otro momento tenso por el miedo a una guerra nuclear. En enero de 1995, los servicios soviéticos detectaron un misil estadounidense disparado desde Noruega. El entonces presidente ruso Borís Yeltsin fue inmediatamente notificado y comenzaron a movilizar las fuerzas nucleares para activar una respuesta.

La realidad fue que las autoridades noruegas habían lanzado un cohete para la observación de las auroras boreales. A pesar de que informaron al gobierno ruso con antelación, los sistemas de detección lo confundieron debido a las características físicas y la trayectoria del misil. Finalmente, pudo comprobarse que el misil no se dirigía al territorio ruso y Moscú desactivó la alarma. 

 

Si quieres ver el escenario que tendría lugar tras el estallido de una guerra nuclear, no te pierdas El Fin del Mundo este DOMINGO a las 22:30h.

 

 

Contenido relacionado