¿Qué es el Tratado de No Proliferación Nuclear?

10 de agosto de 2018

La tenencia de armamento nuclear por parte de los países es siempre uno de los puntos más importante de negociación entre países. El ataque con esta arma puede hacerse a kilómetros de distancia, sembrando el pánico y arrasando con ciudades enteras. 

Tras la Guerra Mundial, los países miembros de las Naciones Unidas decidieron que era necesario impedir que se extendiera la posesión de este armamento. En manos irresponsables, el riesgo es muy alto. Se firmó en julio de 1968 (entrando en vigor en 1970) por parte de cinco estados soberanos que ya habían detonado un ensayo nuclear hasta la fecha del tratado. Estos países son Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia.

Se concretaron varios puntos al respecto:
– Los países poseedores de armas nucleares se comprometen a no traspasar a nadie armas nucleares ni ayudar a otros estados a fabricarlas ni adquirirlas.
– Los países no poseedores de armas nucleares se comprometen a no recibir de nadie este armamento ni a fabricarlas. Además, no podrán suministrar elementos básicos para su construcción como el uranio o plutonio.
– Los países no poseedores de armas nucleares se comprometen a entregar toda la información al respecto y a someterse a inspecciones.

Hay cinco estados que están fuera del tratado pero que poseen armamento nuclear como son Pakistán, Israel, India, Sudán del Sur y Corea del Norte. Una de las condiciones para que estos países se incorporen al tratado es desarmarse nuclearmente y es una de las causas por las que no quieren formar parte de este Tratado. Algunos países no se han pronunciado al respecto y se sospecha de su posesión de armamento nuclear como son Irán, Arabia Saudí y Armenia.

En 1998 se firmó un protocolo adicional, por el que a los materiales controlados por el Tratado de no proliferación nuclear se le sumaban otras armas y equipos que pudieran utilizarse para actividades no pacíficas. España se adhirió a este protocolo adicional.

Desde su creación, casi 200 países se han adherido a este Tratado. Algunos han entrado y salido de él en las revisiones posteriores que se han hecho desde 1968. Actualmente, la amenaza de Corea del Norte con ensayos probados de nuevo armamento ha puesto a los países firmantes en alerta. Los cinco impulsores tenían un acuerdo para llegar a un desarme total a lo largo de las décadas, pero la amenaza de países como Corea del Norte les ha hecho frenar en seco y seguir con el armamento ya existente.

 

ESPAÑA

Franco quiso lanzar el Proyecto Islero para desarrollar armamento nuclear y convertirse en una potencia armamentística. La primera voz de alarma saltó en 1974, cuando la CIA vio indicios de este plan. Según su informe:
“España es uno de los países de Europa merecedores de atención por su posible proliferación de armas nucleares en los próximos años. Tiene reservas propias de uranio de moderado tamaño, un extenso programa de desarrollo nuclear, tres reactores operativos, siete en construcción y otras diecisiete en proyecto. También una planta piloto para enriquecimiento de uranio”.

Desde que la CIA puso el foco en nuestro país y tras la firma del protocolo adicional por parte de España, no se ha podido ni afirmar el informe de la agencia estadounidense de 1974 ni se ha llevado a cabo ningún tipo de construcción de armamento nuclear.

 

Contenido relacionado