“Rojigualda”: el origen de la actual bandera española

8 de agosto de 2019

Las banderas son símbolos que representan un territorio unificado. Fruto de la evolución de los estandartes que anteriormente se utilizaban, como los vexilos romanos (una especie de estandarte rígido), fueron los musulmanes y los cruzados quienes introdujeron en la Península Ibérica el uso de banderas de manera representativa de reyes y señores, pero aún no representaban un territorio como tal. Durante el reinado de Juana I de Castilla se introdujo la cruz de Borgoña como elemento común en todos los estandartes representativos.

LA ACTUAL BANDERA DE ESPAÑA 

Para conocer el origen de la actual bandera hay que remontarse al reinado de Felipe V, cuando los borbones accedieron al trono. Este eliminó la cruz de Borgoña de los Austrias e introdujo el escudo de armas de los Borbones con un fondo blanco. Fue entonces cuando, con el tiempo, se percataron de la problemática de esta bandera. Varias naciones europeas tenían banderas muy similares y durante las batallas marítimas era muy dificultoso reconocer a quién pertenecían los otros barcos hasta que se estaba a veces demasiado cerca, generando numerosos problemas derivados de ello. Para solucionarlo, Felipe V mandó al Ministro de Marina, Antonio Valdés y Fernández Bazán, diseñar una bandera naval llamativa. Tras un concurso, Valdés eligió 12 bocetos y se los presentó a Carlos III.

 

 

El 28 de mayo de 1785, y mediante Real Decreto, se estableció la bandera de color rojo y gualda con un nuevo escudo borbónico como la bandera naval oficial:

 

 

Con el tiempo, su uso se extendió también a las tropas de tierra y se popularizó fuertemente. Tal fue así que la reina Isabel II la estableció, el 13 de octubre de 1843, como bandera nacional española.

 

EVOLUCIÓN

La bandera que había establecido Isabel II fue modificada en el momento de la llegada de la I República en 1873, eliminando únicamente la corona al escudo borbónico.

 

 

Tras un año, los Borbones volvieron a instaurar la monarquía y se estableció de nuevo la anterior bandera.

 

II REPÚBLICA Y FRANQUISMO

Uno de los cambios más significativos realizados en la bandera se produjo durante la II República. Fueron significativos porque se introdujeron cambios que han durado hasta nuestros días, incluso permaneciendo durante el franquismo. Estos cambios fueron el cambio de color de la franja inferior de rojo a morado en honor a los comuneros de Castilla, la introducción de los reinos de Aragón, Granada y Navarra al escudo borbónico y la incorporación de las dos columnas de Hércules con el lema “Plus Ultra” (en latín “más allá”). Además se cambió la corona por un castillo en la parte superior del escudo.

 

 

Tras finalizar la Guerra Civil con la derrota del ejército republicano, se establecieron de nuevo los colores originales de las franjas y la corona en la parte superior del escudo. Se introdujo el águila de San Juan en homenaje a los Reyes Católicos (la reina Isabel la portaba como emblema personal) y se mantuvieron las columnas de Hércules.

 

 

Una vez finalizada la dictadura franquista, la bandera española continuó siendo la misma hasta el 28 de octubre de 1981, cuando se cambió el anterior escudo por el escudo de España. Lo cierto es que esta bandera no es la que establece la Constitución ya que esa no incluye escudo y fue establecida en 1978, con anterioridad a la Ley 39/1981 sobre el uso de la bandera de España y de otras banderas y enseñas. Esta, en su artículo 2.2 reza: «En la franja amarilla se podrá incorporar, en la forma que reglamentariamente se señale, el escudo de España».

 

 

El escudo actual representa a España como país, haciendo uso de él el Gobierno, Presidencia, Ministerios y Justicia, no siendo así el Rey y la Princesa de Asturias, quienes ostentan otros escudos.

Sus elementos son:

  • Reino de Castilla
  • Reino de León
  • Reino de Aragón
  • Reino de Navarra
  • Reino de Granada
  • Dinastía Borbón-Anjou
  • Corona Real
  • Columnas de Hércules

 

La bandera oficial más grande que existe está izada en la Plaza de Colón de Madrid. Sus medidas son 21×14 metros con una extensión de 294 m2.

 

Sin embargo, la bandera no oficial más grande del mundo se encuentra en Zaragoza. Se trata de un campo de cerezos que ha sido cubierto con lonas con los colores de la bandera. Tiene un tamaño de 22.000 m2.

Contenido relacionado