El derecho de pernada

16 de junio de 2021

Para explicar el origen del derecho de pernada, primero hay que explicar en qué consistía. El derecho de pernada es el supuesto privilegio que el señor feudal tenía para consumar relaciones sexuales con sus jóvenes siervas justo en la noche en la que estas contraían matrimonio, antes que el nuevo esposo. Analicemos más a fondo qué es el derecho de pernada.

El origen del derecho de pernada

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que esta práctica tiene que tener un origen ancestral, muy anterior a la cultura de la antigua Roma. Ya en la Grecia clásica se recogen algunos casos de tiranía que incluían esta práctica, como las que sucedían en zonas como Cefalonia.

Lo cierto es que la práctica se mantuvo viva durante la Alta Edad Media, aunque más como un abuso que como un privilegio reconocido por las autoridades. De ahí que muchos expertos pongan en cuestión si existió el derecho de pernada formalmente.

Lo que es seguro es que esta práctica humillante vino a decaer con el reconocimiento de las uniones civiles por parte de la Iglesia. Hay que tener en cuenta que, a comienzos de la Edad Media, el matrimonio era cosa de la realeza y la nobleza, y que las uniones entre campesinos y siervos no pasaban de ser algo regulado solo por la comunidad.

Cuando la Iglesia decidió darles la misma consideración, algo que sucedió en torno al siglo XII, esta práctica despótica y humillante comenzó a desaparecer rápidamente.

Contenido relacionado