Andrew Johnson declara el final de la guerra de secesión

20 de agosto de 1866

El 20 de agosto de 1866, el presidente Andrew Johnson emitió una proclama anunciando el fin de la Guerra Civil estadounidense: “Y además proclamo que dicha insurrección ha terminado y que la paz, el orden, la tranquilidad y la autoridad civil ahora existen en todo Estados Unidos de América”. Johnson había sido declarado presidente después del asesinato de Abraham Lincoln.

Después de la caída de la capital confederada de Richmond y la rendición de Lee, los comandantes confederados quedaron en disposición de entregar sus comandos a las fuerzas de la Unión. La entrega, la libertad condicional y la amnistía para muchos combatientes confederados se llevarían a cabo durante los próximos meses y hasta 1866 en todo el sur y los estados fronterizos.

En una proclama presidencial emitida el 2 de abril de 1866, el presidente Johnson declaró que la insurrección que había existido en Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Tennessee, Alabama, Louisiana, Arkansas, Mississippi, Florida y Virginia, había llegado a su fin. La única excepción fue Texas.

Más tarde ese verano, el presidente declaró que la insurrección en Texas había sido reprimida. El presidente reconoció que «las órdenes militares habían tomado disposiciones adecuadas para hacer cumplir las leyes del Congreso, ayudar a las autoridades civiles y asegurar la obediencia a la Constitución y las leyes de los Estados Unidos en el estado de Texas».

Oficialmente, la insurrección había terminado, y con ello la guerra.

Contenido relacionado