Arde el Reichstag en Berlín

27 de febrero de 1933

El 27 de febrero de 1933 un incendio devastador destruyó la sede del Parlamento alemán (Reichstag) de Berlín. Pese a que el culpable de los hechos fue un joven holandés, Marinus van der Lubbe, al que se detuvo, Hitler aprovechó la ocasión que le brindaba un ataque de tanto valor simbólico para culpar del mismo a sus enemigos políticos. Declaró el estado de emergencia e inició una violenta campaña de represión de socialdemócratas y, especialmente, de comunistas. Poco después el presidente de la República, Hindenburg, sancionó a solicitud de Hitler una ley “para la defensa del pueblo y del estado» por la que quedaban suspendidas las libertades políticas.

Fuente: THE HISTORY CHANEL IBERIA, B.V.: "Adolf Hitler, el verdugo de Europa" en Los grandes personajes de la Historia. Barcelona, Plaza y Janés, 2012, pp.525-541.LOZANO, Álvaro: La Alemania nazi (1933-1945). Madrid, Marcial Pons, 2008.

Contenido relacionado