Atentado contra el teniente Joaquín Valenzuela

7 de mayo de 1981

Joaquin Valenzuela, jefe del Cuarto Militar del Rey, salió con vida de un atentado contra él perpetrado por la banda terrorista ETA en mayo de 1981, unos meses después del intento de golpe de Estado del 23-F.

Dos miembros de la banda terrorista lanzaron, desde una moto, una bomba al vehículo oficial de Valenzuela en la calle Conde Peñalver en Madrid. La explosión causó heridas graves al general y el resto de los ocupantes del coche fallecieron: su ayudante el teniente coronel Guillermo Tebar Seco, el suboficial de escolta Antonio Nogueira García, y el cabo conductor Rodríguez Taboada. Además, hubo una veintena de heridos entre los transeúntes.

El vehículo en el que circulaban las víctimas, un Dodge Dart, para en un semáforo en rojo cuando el acompañante de la motocicleta coloca un artefacto en el techo del vehículo, que estalla y perfora la chapa de la carrocería del Dodge. Los ocupantes de la moto huyen momentos previos al estallido de la bomba.

Tras el atentado, grupos de extrema derecha se manifiestan a gritos de “¡Asesina democracia!”, “¡Tejero, libertad!” o “La policía con Franco no moría” pidiendo la interrupción del proceso democrático. El atentado tiene lugar tras el asesinato del  general González de Suso por los GRAPO tres días antes.

En 1992 fue condenado a 26 años de cárcel por este atentado el etarra Henri Parot. También fueron condenados, un año más tarde, Juan Lorenzo Lasa Mitxelena (alias Txikierdi) como cerebro del atentado e Isidro Garalde Bedialauneta como cooperante.

 

Fuente imagen: Luis García | CC BY-SA 3.0

Contenido relacionado