Batista, hacia el exilio

1 de enero de 1959

En las primeras horas del Año Nuevo de 1959 Fulgencio Batista, el dictador cubano que se había hecho con el poder mediante un golpe de Estado en 1952, tuvo que abandonar la isla de forma precipitada. Desde hacía poco más de dos años el grupo MR-26-7 (Movimiento Revolucionario 26 de Julio) liderado por el antiguo líder opositor Fidel Castro, había combatido al Ejército cubano desde su núcleo inicial en Sierra Maestra. El constante reclutamiento de voluntarios y el apoyo de la población campesina les había permitido ir avanzando en diferentes frentes, encadenando una victoria tras otra. La desmoralización de las Fuerzas Armadas, desangradas por las constantes deserciones, llevó a que Batista se viese progresivamente aislado y falto de apoyos. Tras su renuncia Castro convocó una huelga general en la capital y ordenó al Che y a Camilo Cienfuegos que se apoderaran de ella. Por fin, el 8 de enero y ante la expectación internacional, Fidel hizo una apoteósica entrada en La Habana.

Fuente: RAMONET, Ignacio: Fidel Castro, biografía a dos voces. Barcelona, Debate, 2006.Barcelona Centre for International Affairs-Biografías de líderes políticos: https://www.cidob.org/es/documentacio/biografias_lideres_politicos/america_central_y_caribe/cuba/fidel_castro_ruz#2

Contenido relacionado