Bombardeo de Pearl Harbor

7 de diciembre 1941

Desde la derrota de Francia en mayo de 1940 la postura de no intervención del gobierno estadounidense ante la Segunda Guerra Mundial cada vez estaba más contra las cuerdas. El expansionismo agresivo de Japón fue aumentando la tensión en el Pacífico, lo que no llevó a las autoridades norteamericanas a tomar precauciones. Ante la más absoluta sorpresa, la amenaza se materializó el 7 de diciembre de 1941, cuando la aviación japonesa sembró la destrucción y el caos en la base naval de Pearl Harbor (Hawái). Murieron cerca de 2.500 hombres y a partir de entonces sucedió lo inevitable. Mientras Japón atacaba Filipinas, Guam, Midway, Hong Kong y Malasia; EE.UU. y Reino Unido declaraban la guerra a Japón. Estados Unidos entraba en otra Guerra Mundial veintiocho años después.

Contenido relacionado