Bridget Bishop es sentenciada a la horca en los juicios de Salem

2 de junio de 1693

Un día como hoy en la historia tuvo lugar la primera sentencia de muerte a una acusada por brujería en los conocidos juicios de Salem: Bridget Bishop.

A finales del siglo XVII se produjo uno de los episodios más convulsos de la historia de Estados Unidos. En un clima de tensión por las condiciones de vida que se vivían en el este del país, las hijas del reverendo de Salem (Massachusetts, EE. UU.) comenzaron a tener un comportamiento errático e inexplicable. Tras estudiar su caso se llegó a la conclusión de que se debía a una circunstancia sobrenatural: brujería.

Esto desencadenó en una histeria colectiva sin precedentes, una de las más tristemente célebres. Las acusaciones por brujería comenzaron a cruzarse entre habitantes de Salem y las fuerzas de seguridad detuvieron a cientos de personas, principalmente mujeres, acusadas de actividades demoníacas.

Los interrogatorios comenzaron el 1 de marzo de 1692 y el primer juicio tuvo lugar el 2 de junio de 1693. Se sentaba en el banquillo Bridget Bishop.

 

 

El 19 de abril de 1692 tuvo lugar la revisión de su caso, en el que se le acusaba de ejercer brujería sobre 5 mujeres. En el día de su juicio, Bishop se declaró culpable con el objetivo de evitar la horca, pero no fue así. Fue declarada culpable, encerrada y sentenciada a muerte. Fue ahorcada días después, el 10 de julio de 1693.

Si quieres conocer la historia completa de lo que sucedió en Salem, no te pierdas BRUJAS DE SALEM, estreno el martes 8 a las 22h.

Contenido relacionado