Colón salvado por un eclipse

29 de febrero de 1504

En el contexto de su cuarto y último viaje a América, iniciado en mayo de 1502, y tras sufrir graves desperfectos en sus barcos durante una expedición, Colón y sus hombres naufragaron en la costa Jamaicana (en la actual St. Ann’s Bay). Allí tendrían que permanecer más de un año hasta la llegada de un barco de rescate. Su sustento dependía en gran medida de la mandioca y la carne de roedores que les proporcionaban los indígenas con quienes mantenían una relación complicada. Ante la negativa de éstos a seguir ayudándoles, Colón, usando sus conocimientos astronómicos como navegante, predijo el eclipse del 29 de febrero logrando así amedrentar a los nativos y que éstos volviesen a proporcionarles los alimentos que necesitaban.

Fuente: FERNÁNDEZ-ARMESTO, Felipe: Colón. Crítica, Barcelona, 1992.THE HISTORY CHANEL IBERIA, B.V.: "Cristóbal Colón, el intrépido navegante" en Los grandes personajes de la Historia. Barcelona, Plaza y Janés, 2012, pp.224-238.

Contenido relacionado