Cristianos y musulmanes se baten en Las Navas de Tolosa

16 de julio de 1212

Tal día como hoy de 1212, a la sombra de Sierra Morena, se produjo uno de los choques militares más destacados de la Edad Media peninsular, la batalla de las Navas de Tolosa. El papa Inocencio III había dictado una bula de cruzada incitado por el incansable arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada. En el bando cristiano se alinearon los reyes Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra, junto a cruzados que habían llegado mayoritariamente de Francia. Enfrente estuvieron las tropas del califa almohade Muhammad al-Nasir, llamado por los cristianos Miramamolín. La superioridad táctica de los cruzados y la heterogeneidad del ejército africano-andalusí fueron determinantes en la victoria cristiana. Esta supuso el derrumbe de la frontera musulmana que permitió en las décadas siguientes la conquista de Andalucía por Castilla.

Contenido relacionado