Dimisión de Primo de Rivera

28 de enero de 1930

El 28 de enero de 1930 se ponía punto final a una complicada etapa de la historia de España. La profunda crisis del régimen político de la Restauración unida a los graves problemas derivados de las campañas militares en Marruecos habían motivado siete años antes la llegada de Primo de Rivera al poder. El golpe de Estado y el consiguiente establecimiento de una dictadura militar fueron entonces sancionados por el monarca, lo que en los años siguientes serviría de alimento al republicanismo. El crecimiento económico durante los primeros años de la dictadura (Directorio Militar) y sobre todo el fin de la guerra de Marruecos parecieron aliviar temporalmente la situación, lo que llevaría al establecimiento del llamado Directorio Civil. No obstante, el carácter estructural de los problemas sociales y políticos del país y el progresivo deterioro de la relación entre Primo y Alfonso XIII terminarían motivando la dimisión del primero. La puerta a la II República se había abierto.

Fuente: ARTOLA, Miguel (Dir.): Enciclopedia de Historia de España. Vol. VI. Cronología, mapas, estadísticas. Madrid, Alianza Editorial, 1993, p. 530.VILLARES, Ramón y MORENO LUZÓN, Javier: Restauración y Dictadura. Historia de España, vol. VII. Barcelona-Madrid, Crítica-Marcial Pons, 2009. pp. 536-546.

Contenido relacionado