El domingo, día de descanso

7 de marzo de 321

Tal día como hoy del año 321 el emperador Constantino I decretaba un edicto por el que regulaba el domingo. Éste ya gozaba de un estatus especial, ya que durante el siglo III era conocido entre los romanos como dies Solis (el día del Sol), jornada semanal dedicada al Sol Invictus, divinidad pagana que había cobrado especial importancia en el culto imperial. Constantino estableció que sería el primer día de la semana y que durante el mismo los jueces no podrían dictar sentencia ni se podría trabajar en las ciudades. Sí se podría, sin embargo, desarrollar las faenas agrícolas. Aunque tradicionalmente se ha querido ver en esta ley una muestra del cristianismo del emperador, la ley no beneficiaba específicamente a la Iglesia. Esta medida tuvo muy poca repercusión en la práctica, aunque suele ser considerada el primer antecedente histórico del descanso dominical.

Fuente: RÜPKE, Jörg: The Roman Calendar, from Numa to Constantine. Time, History, and the Fasti. Malden-Oxford, Wiley-Blackwell, 2011, pp. 167-168.DIBIE, Pascal: La tribu sacrée. Ethnologie des prêtres. Paris, Éditions Métailié, p.131.

Contenido relacionado