El Palacio de Verano de Pekín destruido

18 de octubre 1860

El 18 de octubre de 1860 las tropas anglo-francesas que habían penetrado en China septentrional para intentar forzar el final de la Segunda Guerra del Opio prendieron fuego y saquearon el Yuanmingyuan, el fabuloso palacio imperial de verano al noroeste de Pekín. Tras el suceso, China aceptó la derrota y no tuvo más remedio que permitir una mayor penetración de las potencias occidentales. El hecho ha permanecido en la memoria del país como una muestra de la barbarie y las humillaciones perpetradas por los occidentales en el pasado.

Fuente: Cultural Heritage Resource de la Universidad de Stanford: https://www.stanford.edu/group/chr/drupal/ref/1860-sack-of-yuanming-yuan RINGMAR, Erik: Liberal Barbarism. The European Destruction of the Palace of the Emperor of China. Palgrave-Macmillan, 2013 GERNET, Jean: El mundo chino. Barcelona, Crítica, 1991.

Contenido relacionado