Guerra submarina indiscriminada

31 de enero de 1917

A comienzos del año 1917 el bloqueo británico por mar a Alemania había puesto a las autoridades germanas en un brete. Los suministros eran cada vez más escasos y la guerra en tierra parecía condenada a un estancamiento perpetuo. En esa situación las autoridades militares alemanas decidieron dar un giro plantando cara a los británicos por mar. Pero el medio elegido para hacerlo no sería la flota de alta mar, sino la guerra submarina indiscriminada. La decisión se tomó el 9 de enero: cualquier buque, comercial o militar, que se acercase a las islas británicas sería hundido por los torpedos de los submarinos alemanes. Pese a ello, no sería hasta un día como hoy, el 31 de enero, cuando la decisión fuese comunicada oficialmente por el embajador alemán a Washington. Sólo 24 horas más tarde la guerra submarina indiscriminada entró en vigor. El presidente estadounidense Wilson interrumpió inmediatamente las relaciones con Alemania y finalmente en abril terminaría declarándole la guerra.

Fuente: The History Channel Iberia, B.V.: La Gran Guerra. La Primera Guerra Mundial al descubierto. Barcelona, Plaza y Janés, 2013, p. 145.

Contenido relacionado