La Sirenita llega a Copenhague

23 de agosto de 1913

El 23 de agosto de 1913 la escultura más famosa de Dinamarca fue depositada en su pedestal. La estatua de bronce de La Sirenita, fue obra del escultor danés Edvard Christian Johannes Eriksen, quien recibió el encargo de realizar la estatua por el empresario y amante del arte, Carl Jacobsen. La escultura se inspiró en el cuento homónimo creado por Hans Christian Andersen que ya había dado pie a un ballet de igual nombre compuesto por el músico Fini Henriques. Eriksen, conforme a su costumbre, empleó como modelo para el personaje de cuento a su propia esposa, Eline Vilhelmine Moller. Carl Jacobsen quiso ofrecer como regalo a los habitantes de Copenhague la escultura que fue colocada sobre un pedestal de piedra en el parque Langelinie del puerto de la ciudad. Actualmente La Sirenita es el símbolo más conocido de la capital danesa.

Fuente: Web oficial danesa sobre La Sirenita: https://www.mermaidsculpture.dk/thesculptor.php

Contenido relacionado