Marruecos ocupa la isla de Perejil

11 de julio de 2002

Sobre la una y media del mediodía del 12 de julio del año 2002, doce militares marroquíes bajo mando de un Comandante de la Armada del país vecino desembarcaron en la isla de Perejil. Se trataba de un islote deshabitado situado a unos 4 kilómetros de Ceuta en el que no había instalado ningún símbolo de soberanía. Los soldados marroquíes plantaron dos banderas de Marruecos en la isla e instalaron unas tiendas de campaña. Dos patrulleras de la Armada española y una de la Guardia Civil acudieron a la isla para pedir, sin éxito, que fuese inmediatamente abandonada por los ocupantes. La situación generó un grave conflicto diplomático entre España y Marruecos con intervención militar española. Finalmente y gracias a una negociación en la que Estados Unidos actuó como mediador tanto las tropas marroquíes como las españolas abandonaron la isla que volvió a su statu quo.

Contenido relacionado