Nace la revista music-hall

30 de noviembre de 1886

Inaugurado en 1869 gracias a la intermediación de Mme. Cornelie (socia de la Comédie-Française), el Folies Bergère fue uno de los primeros cafés-cantantes o cafés concierto de París. Rápidamente se convirtió en la primera gran sala de la ciudad especializada en espectáculo de variedades en la que, a diferencia de los anteriores cafés-cantantes, se exigía el pago de una entrada por el espectáculo independientemente del pago de la consumición. La nueva fórmula híbrida entre café-concierto y teatro se convirtió en un éxito que artistas como Toulouse-Lautrec inmortalizarían en sus carteles. Pero sería casi 20 años después de su inauguración cuando, bajo la dirección de Édouard Marchand, el Folies hiciese historia con la creación de un nuevo espectáculo musical: la revista de music-hall. Y fue precisamente tal día como hoy de 1886 cuando el nuevo género se estrenó ante el público en un espectáculo titulado Place au jeûne.

Contenido relacionado