Primeras elecciones municipales

3 de abril de 1979

Las elecciones municipales se convocaron para el día 3 de abril de 1979 con el objeto e renovar las administraciones locales que estaban aún organizadas por personas procedentes del régimen franquista.

Era la tercera vez que los españoles acudían a las urnas en 2 años. La primera cita electoral tuvo lugar en junio de 1977 con la convocatoria a la Asamblea Constituyente. En marzo de 1979 se celebraron elecciones generales bajo el marco de nuestra actual Constitución, las cuales ratificaron en el poder a la UCD y Adolfo Suárez. En esta ocasión, se decidía el futuro de sus Ayuntamientos.

A estas elecciones acudió un gran número de partidos de las distintas fuerzas políticas. La UCD logró la victoria con un 30,6% de los votos, seguida del PSOE (28,2%) y el PCE con un 13,1%. No obstante, fueron las elecciones que dieron el poder a la izquierda en las principales ciudades españolas gracias a la alianza entre PCE y PSOE. En Madrid, Enrique Tierno Galván (PSOE) se convirtió en alcalde gracias a este pacto implícito de la izquierda a pesar de que la UCD obtuviera más votos.

Tras más de cuarenta años de dictadura los españoles pudieron elegir a sus representantes políticos más cercanos, que hasta ahora seguían perteneciendo a los principios de la “democracia orgánica” del Movimiento, apoyada en las relaciones sociales “naturales” con la familia, el sindicato y el municipio.

Las elecciones municipales supusieron un acontecimiento clave para la consolidación de la libertad y el régimen democrático.  La figura del alcalde como último eslabón del centralizado régimen franquista pasaría a ser un representante de los ciudadanos elegido por sufragio universal.

Contenido relacionado