El rey Juan Carlos I nombra a Adolfo Suárez presidente

3 de julio de 1976

El 3 de julio de 1976 el Rey designa a Adolfo Suárez presidente del Gobierno tras la dimisión de Carlos Arias Navarro, presidente del Gobierno español desde 1973. Arias Navarro venía manteniendo una postura continuista e inmovilista en el proceso de reformas tras la muerte de Franco.

El rey nombra a Suárez tras la terna elaborada por el Consejo del Reino, la cual estaba integrada, también, por Gregorio López Bravo y Federico Silva. El presidente del Consejo del Reino, Torcuato Fernández Miranda comunica a la Zarzuela la propuesta que finalmente se saldaría con el nombramiento de Suárez.

La decisión del Rey sorprendió a gran parte de la sociedad española y generó muchas críticas tanto en el sector más conservador -creían que Suárez era demasiado joven e inexperto- como para la oposición, que le veían demasiado vinculado al régimen franquista. Adolfo Suárez había sido jefe provincial del Movimiento en Segovia, director general de Radiodifusión y Televisión Española desde 1969 hasta 1973. Tras la muerte de Franco, formó parte del Gobierno de Arias Navarro como ministro secretario general del Movimiento.

Tras jurar el cargo, Adolfo Suárez manifiesta su intención de instaurar la democracia para el pueblo español. En diciembre del mismo año sale adelante la Ley de la Reforma Política, que anuncia la convocatoria de elecciones generales en junio de 1977.

 

Contenido relacionado