Se confirma el hallazgo de los restos de Nicolás II y su familia

9 de julio de 1993

Un día como hoy de 1993 los servicios forenses del Ministerio del Interior británico hicieron público el resultado de las pruebas de ADN realizadas a los cadáveres exhumados en 1991 cerca de la ciudad rusa de Ekaterimburgo. Para realizar los análisis se tomó como ADN de referencia una muestra del príncipe Felipe, duque de Edimburgo y marido de la reina Isabel II de Inglaterra, descendiente directo de una hermana de la zarina Alejandra. El resultado fue concluyente: en la fosa estaban los restos humanos de Nicolás II, su esposa y tres de sus cinco hijos. Los restos de la gran duquesa Anastasia y del zarévich Alexis no se encontraban entre los hallados. Unos meses más tarde se reveló que un análisis de muestras de tejido de Anna Anderson, que durante décadas afirmó ser Anastasia Romanov, había demostrado que era una impostora.

Contenido relacionado