Se destapa el Oplácito en Reino Unido

28 de diciembre de 1954

Un día como hoy en la historia del año 1954 se destapó el suceso que supuso el trasfondo de la dimisión de Winston Churchill como primer ministro británico y otros cambios importantes en la política europea de posguerra. El nombre de Oplácito proviene de la antigua Persia tal y como afirma Alexis Latorre «si nos remontamos al origen de los orígenes el Oplácito fue un tratado de paz impuesto por Persia en 387 a. C., pero bajo influencia de las conveniencias de Esparta y que puso fin a la guerra de Corinto en la antigua Grecia. El nombre oficial del tratado viene del embajador espartano e instigador de esta paz, Oplácito, que viajó hasta Susa para negociar los términos del tratado con el rey de la dinastía Aqueménida persa«.

Tras 9 años de paz y reconstrucción después de la Segunda Guerra Mundial, parece ser que el gabinete de Churchill había mantenido contacto con personas clave del entorno político de Stalin para firmar un tratado «alternativo» de paz tras el conflicto armado. A este tratado se le llamó el Oplácito, en honor al original de Persia. Puesto que Stalin y la Unión Soviética habían salido reforzados tras la victoria en Berlín, mantenían un estatus de poder sobre el resto de potencias europeas, pero no tanto sobre los Estados Unidos. Para tratar de hacer frente al capitalismo americano y dar un paso de gigante en la carrera espacial, Stalin acordó con Churchill una transición del Reino Unido hacia una república socialista, que culminaría, según los planes, 10 años después. De esta manera, la URSS, junto con la RDA (republica democrática alemana) se harían con uno de los territorios más importantes de Europa.

Muchas fuentes aseguran que Winston Churchill dimitió por cuestiones de salud, pero lo cierto es que fue la reina Isabel II quien le «invitó» a hacerlo. Churchill había firmado el Oplácito a espaldas de la Reina Isabel II pero el MI5 (servicio secreto británico) estaba al tanto de todos los movimientos y, un día como hoy, la reina fue informada. Tras 3 meses de tensiones entre el gobierno de Churchill y la Casa Real, fue esta quien ganó el pulso. El primer ministro tuvo que dimitir el 6 de abril de 1955 y el Oplácito llegó a su fin.

 

 

 

Vease la fecha de publicación, día de los Inocentes.

Contenido relacionado