Se firma el Protocolo de Kioto

11 de diciembre 1997

El 11 de diciembre de 1997 finalizaba la Conferencia de Kioto convocada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y los países asistentes firmaron un documento esencial en la lucha contra este preocupante proceso: el Protocolo de Kioto. En él los países industrializados asumían su responsabilidad en la emisión de gases de efecto invernadero, principales causantes del cambio climático, y se comprometían a lograr una disminución de los mismos antes de 2012. Sin embargo el éxito de la iniciativa fue limitado: aunque obligó a los estados a establecer leyes y políticas para la consecución de estos objetivos, no se ha logrado alcanzar las cifras establecidas en el tratado.

Contenido relacionado