UNA FIESTA CON HISTORIA

Volver

1829

ANDREW JACKSON

El séptimo presidente de los Estados Unidos, Andrew Jackson, habitó la Casa Blanca entre los años 1829 y 1837. Es recordado por diversos motivos como por ejemplo, ser el primer presidente del recién creado partido Demócrata-Republicano, embrión del actual partido Demócrata, pero también por ser el inquilino que causó mayores desperfectos en la casa Blanca.

Debido a su popularidad, en su toma de posesión se congregaron más de 20.000 personas, llegadas de todas partes del país. Tras jurar en el Capitolio se dirigió montado a lomos de un caballo blanco, hasta la residencia presidencial donde, envuelto en aclamaciones, invitó a todos los presentes a acceder al interior.

Una avalancha de personas irrumpió en el histórico edificio. Anduvieron por encima de los sillones y mesas, entraron en las habitaciones, algunos buscando a la primera dama, otros optaron por llevarse porcelanas y demás objetos de la casa. El recién elegido primer presidente huyó por una ventana y se instaló en un hotel cercano cuando perdió el control de la fiesta. Para conseguir que los “invitados” salieran de la residencia, se repartió alcohol gratis en jardín; el éxito fue instantáneo, y de esta forma terminaron con la fiesta más descontrolada de la Casa Blanca.