UNA FIESTA CON HISTORIA

Volver

1977

UNAUGURACIÓN DEL ESTUDIO 54

En la 54 Oeste de Manhattan hubo cambió radical en 1977 , Studio 54, el punto de reunión de la modernidad del momento, abría sus puertas.

Lo que fue un teatro de época, construido en 1927 fue usado posteriormente como estudio de la CBS. Tras varios intentos de montar en él una buena discoteca que fuera diferente al resto de Manhattan, llamó a su puerta Steve Rubell. Un hombre simpático y llamativo, con un don de gentes excepcional. Steve, venía de dirigir un local en Queens, y gracias a la ayuda de Carmen D´Alessio, reconocida relaciones públicas que trabajaba para el modisto Valentino, Steve tuvo el coraje suficiente de hacer de Studio 54. Una discoteca única, independiente, en la que cualquier persona del planeta quisiera estar, y en la que Andy Warhol no podía faltar.

Mandaron 5.000 invitaciones para la cena inaugural del local. Asistieron personalidades de todos los ámbitos culturales, financieros y sociales, entre los que se encontraban Mick Jagger y su mujer Bianca, Salvador Dalí, Donald Trump y su esposa, Liza Minnelli, Brooke Shields, etc. Las puertas del local estaban abarrotadas. Gentes de todos los distritos de Nueva York, ansiaban entrar en el local. Pronto, se corrió la fama de las fiestas sin límite que en él se procesaban. Famosos, diversión, excesos y ante todo, un auge de la música disco.