PERFILES

Alfonso XIII

La biografía de Alfonso XIII es fascinante. No resulta fácil encontrar un caso como el suyo, pues fue proclamado rey el mismo día de su nacimiento. Sin embargo, hasta su mayoría de edad permaneció bajo la regencia de su madre, María Cristina de Habsburgo-Lorena.

Quién fue Alfonso XIII

Este hijo póstumo del rey español Alfonso XII pertenece a la Casa de Borbón. Es el bisabuelo del actual monarca, Felipe VI, y el abuelo del emérito Juan Carlos I. En cuanto a dónde nació y murió Alfonso XIII, la información es clara. Fue alumbrado el 17 de mayo de 1886 en el Palacio Real de Madrid, casi un semestre después de la muerte de su padre. Falleció el 28 de febrero de 1941 en Roma.

La regencia materna se prolongó hasta 1902, tras cumplir la mayoría de edad. A partir de ese momento, asumió las labores reales que le correspondían hasta 1931. Dotado con una formación eminentemente militar, ascendió al trono en un momento incierto.

Recordamos al lector que España acababa de ser derrotada por Estados Unidos en la guerra. Consecuentemente, en 1898 había perdido los últimos vestigios de su imperio colonial.

Contrajo matrimonio con Victoria Eugenia de Battenberg, con la que compartió una extensa familia. ¿Sabes cuántos hijos tuvo Alfonso XIII? Un total de siete: Alfonso, Jaime, Beatriz, Fernando, María Cristina, Juan y Gonzalo.

Un reinado personal

Si bien juró la Constitución aprobada en 1876, su actividad monárquica no se mantuvo demasiado cercana a ella. Su tendencia al poder personal y su querencia hacia los militares lo llevaron en una dirección distinta.

El contexto al que se enfrentó incluyó retos como la necesidad de regenerar el país, frenar el radicalismo de las organizaciones obreras, afrontar las guerras de Marruecos y reaccionar ante los inicios nacionalistas en Cataluña y País Vasco.

Respaldó una política de alternancia pacífica en el gobierno entre los conservadores y los liberales. Sabemos que, para ello, no tuvo problemas en aceptar algunos falseamientos electorales. A la hora de gobernar, algo que constitucionalmente estaba en condiciones de hacer, contó con valedores de talla. Entre ellos, el conservador Antonio Maura y el liberal José Canalejas.

Cómo fue el reinado de Alfonso XIII

Su reinado se desarrolló desde su nacimiento, en 1886, hasta el 14 de abril de 1931. En el complicado contexto ya mencionado, comprobamos que se vio obligado a establecer nuevos rumbos para el devenir español.

Entre sus objetivos incluyó acabar con el caciquismo y modernizar el sistema político. Sin embargo, el asesinato de José Canalejas aceleró la ruptura del bipartidismo. Y las disensiones internas generaron la aparición de secciones, tanto entre los conservadores como en los liberales.

La deriva generó la quiebra del sistema de la Restauración. La gran crisis de 1917 provocó una serie de reacciones negativas para su reinado entre diferentes agentes de la sociedad. Se convocó una huelga general, surgieron en el ejército las Juntas de Defensa y una asamblea parlamentaria reclamó reformas democratizadoras.

La solución de un gobierno de unidad nacional, en 1918, también fracasó. Las cosas seguían complicándose a nivel social. Los problemas se le acumulaban al monarca, entre ellos:

  • Enorme inestabilidad política. Se sucedieron trece cambios de gabinete;
  • Inseguridad social;
  • Incremento del terrorismo anarquista;
  • Expansión y consolidación de los nacionalismos;
  • Debilitamiento de la situación colonial en Marruecos, sobre todo tras la derrota en Annual, en 1921.

En cuanto a su política exterior, recibió y visitó a diferentes mandatarios internacionales. Su principal aportación fue la neutralidad en la Primera Guerra Mundial, mantenida entre 1914 y 1918.

El apoyo a un dictador

¿Cómo se precipitó el fin del reinado de este monarca borbónico? A tenor de todo lo mucho, y malo, que estaba ocurriéndole a España en esa época, adoptó una decisión inesperada. Apoyó, respaldó y validó el golpe de Estado de 1923 liderado por el general Primo de Rivera.

Aunque los presidentes de las cámaras le pidieron respeto y compromiso con su fidelidad constitucional, optó por la otra vía. Asimismo, visitó la Italia fascista de Mussolini en 1923.

El nuevo gobierno contó al principio con suficiente apoyo social. Consiguió logros importantes, como terminar la guerra con Marruecos, consolidar un cierto orden social e incrementar las obras públicas. Pero, tras su fracaso final en 1930, Alfonso XIII tuvo que afrontar una situación insostenible.

Sus posteriores encargos para formar gobierno a los militares Dámaso Berenguer, en 1930, y Juan Bautista Aznar, en 1931, chocaron con una realidad incuestionable. La vuelta a la Constitución ya no era posible y el reinado de Alfonso XIII tenía fecha de caducidad.

El principio del fin

En las elecciones municipales de 1931, una significativa mayoría de los ciudadanos optó por la fórmula republicana. El monarca no abdicó, pero tuvo que suspender el ejercicio de su poder real.

En 1931, al tiempo que se nombraba la Segunda República, abandonó España y buscó refugio en la Italia fascista. Niceto Alcalá Zamora fue su sucesor, en calidad de Presidente del Gobierno Provisional de la República.

Alfonso XIII no tardó en ser encausado, sometido a juicio en ausencia y condenado. Murió en Roma, donde fue enterrado y permaneció hasta que su nieto, Juan Carlos I, trasladó sus restos hasta El Escorial, en Madrid.

Curiosidades y reflexión final

Estos son algunos datos curiosos que queremos incluir para cerrar este contenido:

  • Como corresponde a la realeza, tenía un nombre compuesto larguísimo y no demasiado fácil de recordar. Fue bautizado como Alfonso León Fernando-María Isidro Pascual Antonio de Borbón y Habsburgo.
  • Sobrevivió a tres atentados. El primero en París, en 1905, y los dos siguientes en Madrid: en 1906 y 1913.
  • Durante la Guerra Civil, siempre se decantó por los sublevados.
  • Además de los siete matrimoniales, tuvo cinco hijos más fuera del casamiento. Dos de ellos, mujeres, fueron concebidas con sendas institutrices de sus hijos oficiales.
  • Estuvo nominado al Premio Nobel de la Paz.

En nuestra opinión, la biografía de Alfonso XIII refleja a la perfección una de las etapas más críticas, agitadas y cambiantes en la reciente historia de España. Es una figura borbónica que fue fundamental en los sucesos que, durante su vida y tras ella, afectaron al devenir del país.