PERFILES

Coco Chanel

Gabrielle Chanel, conocida como Coco Chanel, fue una diseñadora francesa de alta costura y fundadora de la firma de moda Chanel.

Nació el 19 de agosto de 1883 en Saumur (Francia) y murió el 10 de enero de 1971 en París. Chanel fue una de las diseñadoras más influyentes del siglo XX.

SUS ORÍGENES

Coco Chanel nació en un humilde pueblo francés. Hija de Eugénie Jeanne Devolle y de Albert Chanel, la pequeña creció junto a sus cinco hermanos en Saumur. Sus padres se casaron poco tiempo después de su nacimiento.

A la temprana edad de 11 años, Gabrielle perdió a su madre a causa de una bronquitis. Su padre, en ese momento, entregó a sus dos hijos varones a una familia campesina de acogida. Por su parte, las niñas fueron internadas en el orfanato de Aubazine.

En estos años, la joven francesa adquirió conocimientos básicos en costura. Al cumplir los 18 años, fue trasladada a un nuevo internado religioso en Moulins. Allí permaneció hasta los 21 años.

En Moulins, Coco tuvo su primer empleo como ayudante de sastre. Sin embargo, ella se vio atraida por el mundo del espectáculo, concretamente del cabaret. Fue durante esta época cuando adoptó el sobrenombre de Coco.

Esperanzada por dedicarse al espectáculo, la joven Coco se marchó a Vichy. Allí, sin embargo, se encontró con una realidad bien distinta a la que esperaba: sus dotes de canto no estaban a la altura y no encontró trabajo. Poco después regresó a Moulins y recuperó su antiguo puesto en el cabaret de La rotonde, aunque ya sabía que no tenía un futuro prometedor como cantante.

  

INICIOS EN LA COSTURA

Poco tiempo después, conoció a Etienne Balsan, un joven francés adinerado. Con él vivió en su castillo en Royallieu, donde Coco conoció el lujo y comenzó a codearse con la alta sociedad.

Durante esa época, Coco Chanel ya sobresalía por su estilo sobrio, elegante y con un toque andrógino. Ya diseñaba sus propias prendas y sombreros para su círculo cercano.

Poco después conoció al joven inglés Arthur Capel, conocido como Boy, amigo de Balsan. Ambos sintieron una atracción enorme casi al instante. A él le confesó sus deseos de montar una sombrerería en París.

Fue dicho y hecho. En 1910, Coco Chanel abrió su primera tienda en el número 21 de la parisina Rue Cambon. Pronto, los sombreros de la joven Coco invadieron las calles de París.

La exquisitez de los diseños de Chanel no quedó solo en los sombreros. Alentada por sus clientas, fascinadas con las prendas que vestía, abrió una boutique en Deauville, Normandía, en 1913. Allí vendió sus primeras prendas orientadas al lujo y al deporte. Inmediatamente después se convirtió en un éxito.

Dos años más tarde, abrió una nueva tienda en Biarritz. A pesar de encontrarse en plena Primera Guerra Mundial cosechó tanto o más éxito que la de Normandía.

 

DISEÑADORA CONSAGRADA

Elegantes, funcionales y con un toque masculino eran los diseños de mademoiselle Chanel. Líneas cómodas frente a los diseños rococó y corsés eran su máxima. En 1916, la revista Vogue publicó en sus páginas diseños de la francesa.

Poco después, en 1918, abrió su boutique más icónica en el número 31 de la Rue Cambon. Para entonces, ya contaba con más de 300 empleados. A partir de ese momento, Chanel se convirtió en una diseñadora de referencia.

A pesar de su enorme éxito profesional, en 1919 un terrible suceso hizo que su vida diera un vuelco. Boy Capel murió en un accidente de tráfico y Coco quedó devastada. Como seña de luto, se diseñó vestidos negros que no perdieron la elegancia que la caracterizaba. Poco después, el Little black dress se convirtió en un fondo de armario.

Ese fatal episodio no frenó la actividad y el éxito de la diseñadora. En 1921 salió a la venta el icónico perfume Chanel Nº5, creado por el perfumista Ernest Beaux. En 1924, creó la entidad Chanel Parfums con los hermanos Wertheimer. Sin embargo, esta unión solo le reportaba un 10% de los beneficios y nunca estuvo de acuerdo.

Poco tiempo después, la francesa inauguró nuevas boutiques y su línea de joyería, en la que las perlas eran las protagonistas absolutas.

Sus diseños más aclamados fueron el jersey de punto y los trajes de falda y chaqueta de tweed. Además, reinventó el corte de la falda haciéndolo un poco más corto que el clásico.

Para 1935, Chanel ya contaba con más de 4000 empleados y diseñaba para Hollywood. Sin embargo, tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, cerró todas sus boutiques. Solo permaneció abierta la sita en Rue Cambon, donde vendía accesorios y perfumes. Alegó que “no era momento para la moda”.

 

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Durante los años que duró la Segunda Guerra Mundial, una normativa prohibía a los judíos poseer empresas en el territorio francés. Agarrándose a esto, Coco Chanel quiso obtener 100% de los beneficios de Chanel Parfums, pues sus socios eran judíos.

Mucho se ha hablado sobre la posición de Coco Chanel durante la Segunda Guerra Mundial por su relación con un agente alemán. Sin embargo, recientemente el Ministerio de Defensa francés ha desclasificado documentos que disipan las especulaciones.

Según estos documentos, la diseñadora era antisemita y estaba de lado de los nazis. Además, destapa que pudo haber colaborado con la inteligencia alemana bajo el código F-7124.

Tras acabar la guerra, los simpatizantes de los alemanes fueron interrogados y juzgados por las autoridades francesas. Coco Chanel fue arrestada, pero poco después fue puesta en libertad. Tras este episodio, se trasladó a Suiza.

  

ÚLTIMOS AÑOS

Coco Chanel vivió en Lausana, Suiza, hasta 1954. Ese año, se mudó de nuevo a París, donde reabrió sus famosas boutiques. Poco después de la reapertura, salió a la venta el mítico bolso Chanel: el 2.55.

La actividad como diseñadora y modista de Coco Chanel no cesó durante estos años y su fama siguió aumentando. Tal era el éxito de sus diseños que Vogue USA lso publicó en varios números durante años.

El 10 de enero de 1971, Coco Chanel falleció sola en su habitación del Hotel Ritz de París, que fue su casa durante años.

En la actualidad, la maison Chanel es una de las firmas de alta costura más famosas del mundo. Algunos de sus diseños se han convertido en iconos de moda y de estilo.