PERFILES

Emilia Pardo Bazán

Emilia Pardo-Bazán y de la Rúa-Figueroa, nació en A Coruña el 16 de septiembre de 1851. Falleción el 12 de mayo de 1921 en Madrid. 

Fue una escritora, defensora del feminismo, que valiéndose de su don para la escritura y la comunicación lanzó un mensaje en defensa de los derechos de la mujer.

EDUCACIÓN

Hija de los condes de Pardo Bazán, fue educada en casa con los mejores profesores. Ya desde muy pequeña demostró su amor por la literatura y la escritura, comenzando a escribir pequeños relatos con apenas 10 años. Una de sus primeras novelas, Aficiones peligrosas, fue escrita cuanto solo tenía 13 años. Esta novela se publicó por primera vez en España en 2012.

Desde pequeña se negó a “estudiar” lo que su género obligaba como era música y economía doméstica. Su formación se basó en idiomas, literatura, historia y filosofía. A pesar de que quería ir a la universidad, no pudo al estar prohibido a las mujeres a finales del siglo XIX. Hizo de los libros y de sus amistades, su propia universidad.

 

 

INICIOS

Se casó con 16 años con José Quiroga y Pérez Deza, también aristócrata. Durante años ambas familias recorrieron España, dónde Pardo Bazán se iba empapando de la situación de la mujer y de su propio país.

Se mudó a Madrid cuando la familia fue trasladada ya que su padre fue nombrado Diputado de Cortes. Tras la entrada de Amadeo de Saboya y la guerra carlista, toda la familia emigró a Francia lo que le hizo descubrir su literatura que tanto le marcó. De estos años surgió una de sus primeras publicaciones en el diario El Imparcial. Posteriormente agrupó todas sus crónicas en uno de sus libros de viajes, Por la Europa católica. En él Emilia Pardo Bazán abogaba por la necesidad de España de europeización.

Entre 1879 y 1882 publicó sus primeras novelas, Pascual López, Un viaje de novios y La tribuna. Alternando sus novelas, Emilia Pardo Bazán comenzó a escribir para la revista La Época artículos sobre Émile Zola y la novela experimental. Todos estos artículos los reunió en 1883 en un nuevo volumen, La cuestión palpitante, que le catapultaron como una de las principales impulsoras del naturalismo en España. Esta recopilación de artículos tuvo un gran impacto social. El escándalo generado por su publicación llevó a su marido a pedirle que parara de escribir, lo que provocó la separación del matrimonio.

Siguió escribiendo ensayos en los años posteriores, siempre uniendo la literatura con la corriente francesa.
Tras varios años dedicándose a estudiar esta vertiente lanzó su obra maestra del método naturalista, Los pazos de Ulloa. En ella expone la decadencia del mundo rural gallego y de la aristocracia.

 

EVOLUCIÓN EN SU OBRA

A partir de 1890 Emilia Pardo Bazán dejó atrás el naturalismo y exploró el idealismo y simbolismo. Ya separada de su marido, la escritora continuó reuniéndose y nutriéndose de los intelectuales de la época y de las corrientes artísticas. Su obra comenzaba a tener un claro componente feminista en una lucha incansable por la emancipación social e intelectual de la mujer. 

Tras la publicación de ensayos como La mujer española, fue invitada a participar en conferencias creándose amigos y enemigos a partes iguales. La sección más machista de intelectuales y aristócratas no veían con buenos ojos la admiración que una mujer podía despertar por sus dotes literarias. De esta época es una de sus frases más conocidas: “Si en mi tarjeta pusiera Emilio en lugar de Emilia, qué distinta habría sido mi vida”.

Casi a la vez que su divorcio, el padre de Emilia Pardo Bazán falleció, girando aun más esta nueva vertiente en su obra hacia el espiritualismo y simbolismo. De esta etapa son obras como Una cristiana, La piedra angular o Dulce sueño. En ellas trata temas como la religión, la vida de la época, deberes familiares o incluso la relación entre enamorados. Además, comenzó a escribir cuentos, más de 500, como Cuentos de la tierra o Cuentos sacro-profanos.

 

NUEVO TEATRO CIRCO

La herencia que cobró Emilia Pardo Bazán tras la muerte de su padre la inviertió en la creación de una revista de pensamiento social y político. Está escrita por ella en su totalidad. Críticas literarias, ensayos, noticias sobre otros escritores y estudios de actualidad política y social inundan las páginas de esta revista que, si bien comenzó con mucho éxito, se fue deshinchando hasta desaparecer tres años más tarde.

 

IGUALDAD DE LA MUJER

Desde siempre la obra de Emilia Pardo Bazán, y su vida, ha tenido un fuerte carácter feminista. Quería igualar los derechos y oportunidades de hombres y mujeres, que su voz y pensamiento fuera igual de válido.

Propuso a Concepción Arenal y a Gertrudis Gómez Avellaneda a la Academia Real de la Lengua, ambas propuestas rechazadas, a pesar de ser considerada junto a Clarín y Galdós como el máximo exponente del realismo.

En 1906 llegó a ser la primera mujer en presidir la Sección de literatura del Ateneo de Madrid, así como la primera mujer en ocupar una cátedra de literatura en la Universidad Central de Madrid (a pesar de tener prohibida la educación universitaria a las mujeres). Tuvo que sufrir el boicot de alumnos y profesorados, estando sola en la mayoría de sus clases. Además, fue nombrada Consejera de la Instrucción Pública por Alfonso XIII.

Suyo es uno de los libros más importantes del feminismo español y quizás más desconocidos, La España moderna.

 

FALLECIMIENTO

Emilia Pardo Bazán falleció el 12 de mayo de 1921 debido a una complicación de su diabetes. Tras su fallecimiento, toda la prensa española alabó los méritos de la escritora, méritos que con vida vio pisoteados por parte de la sociedad simplemente por ser mujer.